agradable

erotismo siniestro

Posted in cuerpo, filosofía, placer, psicología, sufrimiento by jgtejeda on agosto 13, 2009

KamaSutra19

Más Bataille: __________ El erotismo de los cuerpos tiene de todas maneras algo pesado, algo siniestro… El erotismo de los corazones es más libre…. Nunca hemos de dudar que, a pesar de las promesas de felicidad que la acompañan, la pasión comienza introduciendo desavenencia y perturbación. Hasta la pasión feliz lleva consigo un desorden tan violento, que la felicidad de la que aquí se trata, más que una felicidad de la que se pueda gozar, es tan grande que es comparable con su contrario, con el sufrimiento. Su esencia es la sustitución de la continuidad persistente entre dos seres por una continuidad maravillosa. Pero esta continuidad se hace sentir sobre todo en la angustia; esto es así en la medida en que esa continuidad es inaccesible, es una búsqueda impotente y temblorosa. _________ estoy a la vez de acuerdo y no con este modo de sentir las cosas….. el cuerpo y sus placeres pueden ser algo pesado, siniestro, efectivamente, es como la cara B de cada una de sus dimensiones: al dormir, comer, evacuar, abrazarse, besarse… siempre hay residuos, y pese al placer está allí una segunda mirada que nota la cabellera en desorden, las migas y eructos, los movimientos convulsivos, el lado impaciente del yo que hacemos a un lado para ser felices un rato pero que después del evento amoroso recupera su espacio. La angustia aparece pero no sabemos cuál es su cometido, si regresar a la personalidad individual (discontinua) poniendo fin a la fusión erótica, o si representar la culpa enviada por el ángel demoníaco de los deberes religiosos o sociales…. quizás ambas cosas estén entrelazadas. Y entonces ofrece Bataille ese “erotismo de los corazones” un poco redundante, o quizás cristiano  _______ ilustración para una edición del Kamasutra

Anuncios
Tagged with: , ,

banquete erótico

Posted in autores, cuerpo, erotismo masculino, grecia, pubertad by jgtejeda on agosto 7, 2009

Becat 15

La lectura (en castellano) de El Banquete (Symposion) de Platón constituye una curiosidad. Primeramente, porque es un texto filosófico muy literario, lleno de anécdotas y de ambientación, fácil de leer. Luego por la presencia de personajes como Aristófanes, que en sus comedias se burlaba con acidez de los filósofos y ahora aparece cenando y dialogando con ellos, o de Pausanias, historiador, de Sócrates, etc. Y sobre todo por la naturalidad con la cual los asistentes, todos hombres y reclinados de a pares en sus camastros mientras comen, beben, brindan y conversan, se refieren al amor (eros) como una actividad o inclinación divina (gobernada por el dios Eros, uno de los primeros en existir, divinidad primordial, impulsor de todo lo creativo) hacia otros hombres o también, llegado el caso y si no había más remedio, hacia las mujeres. Y nos preguntamos, entonces, desde lo que somos y sabemos hoy: ¿Son los asistentes al Banquete de Platón un grupete de personajes excéntricos, amantes de los muchachos? ¿Están hablando de sus propias costumbres, de las de todos los atenienses, o más bien de cómo debieran ser las cosas en un mundo ideal, como es frecuente en Platón? Los expertos en cultura griega clásica comparan, discuten, argumentan y disfrutan…. Es un texto sobre el cual se han acumulado comentarios y explicaciones a lo largo de los siglos. Incluso hay polémicas sobre el por qué del hipo que aflige a Aristófanes sin dejarlo hablar durante un rato ….Pausanias, el segundo personaje del diálogo en soltar su párrafo (después de Fedro) sostiene que hay dos Afroditas y dos Eros. Y por lo tanto varios tipos de erotismo. Afrodita Urania es la de Hesíodo, nacida de la espuma (semen) de los inmortales genitales de Urano, lanzados al mar tras haber sido castrado el infortunado por su hijo Cronos. Afrodita Pandemo, en cambio, es hija de Zeus y Dione. A cada una corresponde un Eros, prosigue Pausanias: _____________Por tanto, el Eros de Afrodita Pandemo es, en verdad, vulgar y lleva a cabo lo que se presente (sería la cachita rápida y como caiga). Éste es el amor (erotismo) con el que aman los hombres ordinarios. Tales personas aman (eróticamente), en primer lugar, no menos a las mujeres (gynaucon) que a los mancebos (paidon=niños); en segundo lugar aman en ellos más sus cuerpos que sus almas (psique) y, finalmente, aman a los menos inteligentes posible (anoetotaton=estúpidos), con vistas sólo a conseguir su propósito, despreocupándose de si la manera de hacerlo es bella o no. De donde les acontece que realizan lo que se les presente al azar, tanto si es bueno como si es lo contrario. Pues tal amor (erotismo) proviene de la diosa que es mucho más joven que la otra y que participa en su nacimiento de hembra y varón. El otro (tipo de erotismo), en cambio, procede de Urania, que en primer lugar, no participa de hembra sino únicamente de varón -y este es el amor de los mancebos (paidos)-, y, en segundo lugar, es más vieja y está libre de violencia. De aquí que los inspirados por este amor (eros) se dirijan precisamente a los masculino (arren), al amar lo que es más fuerte por naturaleza y posee más inteligencia._________________ Argumentación, en verdad, compleja para nuestros oídos contemporáneos. En efecto, según el Pausanias de Platón los varones que indistintamente se erotizan con muchachos y con mujeres estarían en un nivel inferior de virtud que aquellos otros cuyo erotismo se dirige exclusivamente a los muchachos. Y esos muchachos son paidon, o sea niños, lo que nos lleva al enredo contemporáneo respecto a la sexualidad infantil, aunque más adelante aclara Pausanias que los mancebos, o sea impúberes, son sujetos mudables, por lo tanto inciertos, y que el erotismo de alta calidad debe reservarse para esos a quienes ya les ha empezado a brotar la barba. Aparte de ello, la mujer queda comprendida, como de pasada, en lo considerado estúpido y débil, un objeto erótico de menor categoría…. Por último -esto es ya más reconocible por nuestro lenguaje cultural- el erotismo virtuoso debe trascender al cuerpo y fijarse más bien en la psiquis. Vaya con el amor platónico…. ________ ilustración de Paul-Emile Becat.

marco aurelio: no hay para tanto pero igual me gusta

Posted in alimentos, autores, continencia, filosofía, placer by jgtejeda on agosto 1, 2009

venereum in edificio privato_Pompei_Napoles

Marco Aurelio: ….uno puede hacerse la idea (fantasía) sobre los alimentos cocinados y comestibles semejantes, que éste es el  cadáver (nekros) de un pez (ictios), aquél el cadáver de un pájaro (ornithos) o un cerdo, y asimismo que el Falerno (falernos) es zumo de uva, y que un manto de púrpura son pelos de oveja empapados con la sangre (aimatíos) de una concha; y respecto al acto sexual (synousían), que es frotación (paratripsis) del intestino (enteriou) y secreción (ekkrisis) de moquillo (muxariou) con algún espasmo (spasmou). (M. Aurelio, Meditaciones, libro VI, trad. de Bartolomé Segura para Alianza, los paréntesis con la palabra griega son agregados ahora) _________ el término sexo o sexual no aparece en los textos griegos, y Marco Aurelio pese a ser emperador romano prefiría el griego para la escritura de textos. Utiliza el término synousía. Palabra no emparentada ni con afrodisia, ni con eros (términos específicos de la cópula), y tiene un sentido más amplio o vago de reunión, de juntarse, relacionarse, etc. Siguiendo a Veyne, Le Goff sostiene que en este texto de Marco Aurelio está ya presente la renuncia a la carne que será identitaria en el cristianismo medieval, la renunciación, la represión del instinto. Y el propio Foucault va por ahí. Pero francamente yo veo otra cosa: lo que aparece en Marco Aurelio es  aquella distancia hacia la vida que es característica de quien medita acerca de la muerte, un tono de que finalmente ni los banquetes ni los honores ni los amores (las cosas más codiciadas por los humanos) son tan importantes en sí mismos, que se trata de asuntos simples y materiales sometidos a un cambio permanente, a un reciclaje que culmina siempre en la corrupción y en la nada. Los estoicos manejan, es verdad, la lógica cristiana (también oriental) depresiva y distante, lejana a los entusiasmos y avideces de los seres vivos. Es decir, que aunque nos guste no hay para tanto, y que ya que vamos a morir empecemos a morir un poco desde ahora desconfiando de nuestros apetitos absurdos…. Lo que no impidió a Marco Aurelio, pese a su amnargura filosófica, dirigir un imperio, llevar la púrpura, guerrear durante años, copular y participar en banquetes. Poco tiene que ver esto con la saña antierótica que se desencadena a partir de la aceptación universal de las ideas de San Pablo sobre la castidad como ideal y la sexualidad como un mal profundo. Una cosa es advertir que no somos nada en este mundo cruel y aconsejar moderación, otra muy distinta crear sistemas institucionales para impedir a través del miedo, la culpa, el escarnio, la cárcel y la hoguera que las personas disfruten de su cuerpo como les parezca dentro de un marco razonable de respetos.  ____________ pintura mural pompeyana.

pubertad, desgracia, peligro, vergüenza

Posted in continencia, interferencia sexual, prohibiciones, pubertad by jgtejeda on julio 23, 2009

AS-BallivetInitiationAmoureuse-t471

Peter Sloterdijk en Crítica de la razón cínica (1983): Efectivamente, nuestra pubertad fue propiamente la época en que se comenzaba a tener conciencia de la desgracia de tener este impulso… Estar enterado suponía haber tomado noticia de lo esencial sobre un nuevo enemigo interior. Aprender a vivir con sus presiones era el mandamiento estratégico del momento. En esta perspectiva la sexualidad aparecía como una gigantesca zona de peligros; el nivel sexual es aquel en que te puedes encontrar con toda clase de desgracias: la catástrofe de embarazos involuntarios; la vergüenza de una seducción precoz; la miseria de infecciones perniciosas, que te consumen durante toda la vida; el humillamiento por el impulso precoz, sin perspectivas y solitario; el riesgo de descubrirse como monstruos que llevan consigo tendencias homosexuales o perversas en sus entrañas; y no hablemos del peligro de caer en la prostitución. Estos riesgos aparecieron amenazadores con el comienzo de la madurez sexual. Por eso, es comprensible que el pensamiento de la prevención en un principio no esté referido en absoluto a la concepción, sino al contacto sexual, a la experiencia erótica sobre todo; si exceptuamos algunos refinamientos liberales, es esta la postura católica hasta nuestros días: prevención a través de la abstinencia. ____________________ Sloterdijk es un filósofo con algo de periodista u opinólogo… Con todo, acierta en esta descripción de la pubertad como un inconveniente familiar y personal: sobre el niño o la niña hasta entonces felices e inocentes cae la sombra de la sospecha, la tentación de los vicios, la posibilidad diaria de descarriarse. Curiosamente este afán viene recubierto en nuestros días (el texto es de hace 26 años) por una pretensión de normalidad en lo sexual: el sexo sería una parte natural de la vida siempre que no se haga demasiado evidente, está todo permitido menos lo anornal, y lo anormal es casi todo. Los padres sonríen con espíritu liberal aunque los policías, médicos, psiquiatras, censores, políticos, periodistas y obispos que vuelan invisibles por las habitaciones de la casa siguen al acecho. La sexualidad adolescente es, a la vez, un proceso natural y una zona de la realidad sometida a severas restricciones legales, sociales, mediáticas etc…. Hay además un cambio estético: la belleza cándida de los niños reemplazada por los gestos a la vez arrogantes e inseguros de la juventud en celo….  ______________ ilustración de Suzanne  Ballivet

tomás de aquino: besos, abrazos y tocamientos

Posted in autores, continencia, pecado, religión by jgtejeda on julio 14, 2009
sprangerjupiterantiope

.

Teología y filosofía unidas judicializando besos y caricias, siglo 13, planeta Tierra. En su Suma Teológica dice Tomás de Aquino, a la manera del fiscal del distrito y eso que no era especialmente rígido: Respondo: Consideramos que una cosa es pecado mortal desde un doble aspecto. En primer lugar, por su especie. Y así considerados, los besos, abrazos y tocamientos no son necesariamente pecado mortal, puesto que pueden darse sin sensualidad, bien sea por costumbre patria, por necesidad o por otra circunstancia o causa razonable____________En segundo lugar, decimos que una cosa es pecado mortal por razón de su causa: el que da limosna para inducir a herejía, peca mortalmente por la corrupción existente en la intención con que lo hace. Ahora bien: ya dijimos antes que no sólo el consentimiento en el acto de pecado mortal es pecado grave, sino también el consentimiento en el deleite del mismo. Por ello, dado que la fornicación es pecado mortal, y lo son mucho más las otras especies de lujuria, sigúese que no sólo el consentimiento en el acto, sino también el consentimiento en el deleite de tal pecado es pecado mortal. Por consiguiente, dado que los besos, abrazos, etc., tienen por fin el placer, sigúese que son pecado mortal. Sólo bajo este aspecto decimos que son libidinosos y, como tales, pecado grave. ____________A las objeciones: 1. El Apóstol no menciona los tres últimos actos porque no revisten gravedad de pecado sino en cuanto dicen relación con los anteriores. 2. Los besos y tocamientos, aunque no impiden directamente el bien de la prole, son fruto de la sensualidad, que es la raíz de la oposición a dicho bien. De ahí que sean pecado mortal. 3. De la objeción se deduce que esos actos no son pecado mortal por su misma naturaleza. __________Pintura de Bartholomeus Spranger, Júpiter y Antíope


aniquila el deseo

Posted in autores, continencia, filosofía by jgtejeda on julio 13, 2009

italy-ethiopia-1930s

El primero de los estoicos (que enseñaron en Grecia clásica la desconfianza hacia deseos y placeres) parece haber sido Zenón (s. III A. C.), no de Elea, sino de Citio, ciudad pequeña de Chipre. De Zenón cuenta Diógenes Laercio cinco o seis siglos más tarde: tuvo la cerviz inclinada hacia un lado… era delgado de cuerpo, de más de mediana estatura, y moreno de color; por lo cual hubo quien lo llamara sarmiento egipcio... No comía más que un panecillo con miel, y bebía un poco de vino generoso. Rara vez se sirvió de muchachos, y sólo una o dos veces usó de una esclavita, por no parecer aborrecedor de las mujeres. _______Para los estoicos el deleite (hedoné) es un movimiento irracional del ánimo acerca de lo que parece apetecible. Contiene bajo de sí la delectación o halago, el gozo del mal ajeno, el divertimento y la disolución. Y la disolución es una relajación de la virtud…_________En lo que de Zenón recoge Diógenes Laercio hay apenas un par de alusiones fugaces a la continencia sexual. Entretanto Cicerón (s. I A.C.), en su tratado De officiis (se le traduce no sé si adecuadamente como como De los deberes) sigue al estoico Panecio (s. II A. C.) en la idea de la medida y control de las pasiones, del decoro, aun cuando se refiere más bien a los banquetes y borracheras, ambición de honores y riquezas, desconsideración hacia los demás, etc., y apenas hace alguna indicación relativa a los placeres eróticos. Cicerón acabaría su vida trágicamente, lo mismo que Séneca, víctima el primero de Marco Antonio y Augusto y el segundo de Nerón. Séneca se detiene mucho en el tema de la ira y de la imperturbabilidad o dignidad frente a los avatares del destino. Finalmente Epícteto, nacido esclavo y también de esta época en que aparece el cristianismo, recomienda: ___________ aniquila por completo el deseo, por lo menos en el momento presente… usa solamente el impulso y la repulsión, pero con suavidad, de manera excepcional y sin tensiones. Y añade_____________: en cada cosa que sobrevenga, vuélvete a tí mismo y acuérdate de mirar con qué capacidad cuentas para el uso de ella: si ves a un hermoso o a una hermosa, hallarás que frente a eso tienes la capacidad de la continencia; si se te presenta un esfuerzo hallarás la perseverancia; si un insulto, hallarás la resignación__________ En fin, como se ha dicho, hay una línea directa entre los estoicos y los cristianos en su discurso contrario a los placeres de la vida, aunque por lo que alcanzo a leer la renuncia al deseo de los estoicos no entraña necesariamente ni una fijación en los temas sexuales ni tampoco una especial hostilidad hacia ellos. Más bien se trata de una cierta templaza, de un no exagerar.______________ postal italiana de los años 30, foto hecha en Etiopía.

dolor creativo

Posted in autores by jgtejeda on junio 21, 2009

gericault

VICENTE VERDÚ: En el libro que vengo leyendo, Confesiones de un burgués, de Sándor Márai, vuelve el asunto de experimentar dolor, ser desdichado o infeliz  para  convertirse en un verdadero creador. La idea de que la Creación por antonomasia es obra de un Dios que llega hasta el lacerante sacrificio de su Hijo para alcanzar la salvación humana, ha trufado también la creencia de que no se puede ser artista siendo feliz ni sin dolerte algo. Sándor Márai lo dice del mismo modo que todos aprendimos esta sentencia en nuestra juventud de escritores: “Si fueras  feliz, ¿qué necesidad tendrías de escribir?” Escribir, componer música, pintar, lograr la gran obra de arte echa sus raíces en una desventura u otra. Unos escritores o músicos fueron tuberculosos, otros morían intoxicados por el alcohol, casi todos padecían los desgarros de alguna profunda herida psíquica, tan incurable como altamente productiva. El dolor brindaba importantes réditos mientras el placer arruinaba. De ese modo, se decía de la historia de algunos hombres que aquélla mujer a la que amó apasionadamente le llevó a la ruina. La mujer y el deleite constituían un grave peligro para la creación. Por el contrario, el malestar procuraba inspiración, la desesperación daba alas. ¿Puede seguir sosteniéndose algo así? Los creativos de la publicidad >>>>> sigue el en blog de VV _____pintura de Théodore Géricault

san pablo: la carne es muerte

Posted in autores, continencia, religión by jgtejeda on junio 20, 2009

durer

San Pablo a los Romanos 8. 1-13 ________ Efectivamente, los que viven según la carne (sarks), desean lo carnal; mas los que viven según el espíritu, lo espiritual (pneuma). Pues las tendencias de la carne son muerte (thanatos); mas las del espíritu, vida y paz, ya que las tendencias de la carne llevan al odio a Dios: no se someten a la ley de Dios, ni siquiera pueden; así, los que están en la carne, no pueden agradar a Dios. ……. Así que, hermanos míos, no somos deudores de la carne para vivir según la carne, pues, si vivís según la carne, moriréis. Pero si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo (soma), viviréis.

San Pablo es el primer gran teórico de la fealdad del sexo, de la malignidad del cuerpo humano. Porque vamos a morir somos ya muerte, el placer es dañino, la cópula una desgracia. La mala baba de este discurso es infinita, aunque se pregunta uno cómo ha podido tener tanto éxito, cambiando la percepción hedonista del cuerpo de la era clásica y manteniéndose vigente hasta nuestros días. Leo un tratadillo de un obispo británico que se esmera en demostrar que San Pablo entendía por cuerpo algo muy especial, el estilo es seco, pero trato de seguir al obispo. Sostiene que la tradición hebrea carece de un término similar a cuerpo como lo entendían los griegos (soma), y que en la Biblia Septuaginta la palabra griega soma (cuerpo) se usa para traducir once diferentes términos bíblicos hebreos, entre ellos hail (esclavos), taf (familias), nefes (personas), or (piel), gufah (cadáver), etc… Seguiré con el obispo, pero sin llegar a grandes  honduras noto que San Pablo está lleno de odio a la materia sensible __ dibujo: Alberto Durero, autorretrato