agradable

voluntarismo erótico / imprecisión del deseo

Posted in deseo, Estados Unidos, etiquetado erótico, filosofía by jgtejeda on agosto 18, 2009

marmviv_alem

Franceso Alberoni, en El Erotismo: ______La sociedad norteamericana, con el andar del tiempo, se volvió cada vez más voluntarista… Parte del supuesto de que la gente siempre puede definir con claridad aquello que desea, motivo por el cual queda sólo un problema y es cómo obtenerlo…. ¿Quieres ser gay, casado o solo? ¿Quieres una historia romántica o una experiencia orgiástica? ¿Quieres ser monógamo o polígano? Aclarado lo que quieres, buscarás tu grupo, leerás los libros instructivos adecuados y podrás alcanzar el resultado. En el polo opuesto del voluntarismo norteamericano está la concepción europea, según la cual nunca conocemos bien nuestros fines. Porque tenemos deseos en conflicto, pasiones divergentes…. No se preconciben los fines antes de las acciones. Se revelan en el curso de las acciones ____________ en efecto, aquella mirada voluntarista y pragmática es lo que produce las formas de vida precocinadas. Se alimenta de la certeza de que vivir es “solucionar problemas”. Problemas que ciertamente están definidos desde el inicio y mientras duran. Naturalmente que simplificadas así las cosas es posible lograr metas más espectaculares y el triunfo se puede demostrar con nitidez… Pero algo en nuestra condición humana se rebela ante esta visión tan compacta donde sólo una de nuestras mucha almas tiene mando de tropa. Siempre que hacemos algo pensamos aunque sea periféricamente en su complemento o en su contrario, porque quizá más que a la línea recta la existencia se asemeja a un círculo recurrente. Del voluntarismo arrancan las etiquetas que caen como jaulas sobre las personas y los comportamientos, de allí nacen los guettos, las metodologías abstractas, y esa petición de que si tenemos lo que buscábamos estamos obligados a ser felices. Nuestros deseos se desarrollan (o decaen o se birfurcan) a la par que nuestra capacidad de satisfacerlos, de tal manera que jamás nos encontramos matemáticamente con nosotros mismos. Grande Alberoni. _______  postal alemana de mármoles vivientes, hacia 1900.

Anuncios

aniquila el deseo

Posted in autores, continencia, filosofía by jgtejeda on julio 13, 2009

italy-ethiopia-1930s

El primero de los estoicos (que enseñaron en Grecia clásica la desconfianza hacia deseos y placeres) parece haber sido Zenón (s. III A. C.), no de Elea, sino de Citio, ciudad pequeña de Chipre. De Zenón cuenta Diógenes Laercio cinco o seis siglos más tarde: tuvo la cerviz inclinada hacia un lado… era delgado de cuerpo, de más de mediana estatura, y moreno de color; por lo cual hubo quien lo llamara sarmiento egipcio... No comía más que un panecillo con miel, y bebía un poco de vino generoso. Rara vez se sirvió de muchachos, y sólo una o dos veces usó de una esclavita, por no parecer aborrecedor de las mujeres. _______Para los estoicos el deleite (hedoné) es un movimiento irracional del ánimo acerca de lo que parece apetecible. Contiene bajo de sí la delectación o halago, el gozo del mal ajeno, el divertimento y la disolución. Y la disolución es una relajación de la virtud…_________En lo que de Zenón recoge Diógenes Laercio hay apenas un par de alusiones fugaces a la continencia sexual. Entretanto Cicerón (s. I A.C.), en su tratado De officiis (se le traduce no sé si adecuadamente como como De los deberes) sigue al estoico Panecio (s. II A. C.) en la idea de la medida y control de las pasiones, del decoro, aun cuando se refiere más bien a los banquetes y borracheras, ambición de honores y riquezas, desconsideración hacia los demás, etc., y apenas hace alguna indicación relativa a los placeres eróticos. Cicerón acabaría su vida trágicamente, lo mismo que Séneca, víctima el primero de Marco Antonio y Augusto y el segundo de Nerón. Séneca se detiene mucho en el tema de la ira y de la imperturbabilidad o dignidad frente a los avatares del destino. Finalmente Epícteto, nacido esclavo y también de esta época en que aparece el cristianismo, recomienda: ___________ aniquila por completo el deseo, por lo menos en el momento presente… usa solamente el impulso y la repulsión, pero con suavidad, de manera excepcional y sin tensiones. Y añade_____________: en cada cosa que sobrevenga, vuélvete a tí mismo y acuérdate de mirar con qué capacidad cuentas para el uso de ella: si ves a un hermoso o a una hermosa, hallarás que frente a eso tienes la capacidad de la continencia; si se te presenta un esfuerzo hallarás la perseverancia; si un insulto, hallarás la resignación__________ En fin, como se ha dicho, hay una línea directa entre los estoicos y los cristianos en su discurso contrario a los placeres de la vida, aunque por lo que alcanzo a leer la renuncia al deseo de los estoicos no entraña necesariamente ni una fijación en los temas sexuales ni tampoco una especial hostilidad hacia ellos. Más bien se trata de una cierta templaza, de un no exagerar.______________ postal italiana de los años 30, foto hecha en Etiopía.

monoteísmos

Posted in autores, religión by jgtejeda on julio 9, 2009

437px-Signorelli,_Luca_-_Resurrection_of_the_Flesh,_detail_lower_right_-_1499-1502

MICHEL ONFRAY_________ Los tres monoteísmos, a los que anima la misma pulsión de muerte genealógica, comparten idénticos desprecios: odio a la razón y a la inteligencia; odio a la libertad; odio a todos los libros a nombre de uno solo; odio a la vida; odio a la sexualidad, a las mujeres y al placer; odio a lo femenino; odio al cuerpo, a los deseos y pulsiones. En su lugar, el judaísmo, el cristianismo y el islam defienden la fe y la creencia, la obediencia y la sumisión, el gusto por la muerte y la pasión por el más allá, el ángel asexuado y la castidad, la virginidad y la fidelidad monogámica, la esposa y la madre, el alma y el espíritu. Eso es tanto como decir “crucifiquemos la vida y celebremos la nada”. (M. Onfray, Tratado de ateología)______________________ no tengo experiencias islámicas ni judaicas, pero sí católicas, y lo dicho en el texto corresponde fielmente a lo que viví en el colegio cuando era niño y mi mente luchaba por formarse. Muchas veces me sentí crucificado yo mismo, he hecho muchos dibujos de mí mismo en la cruz, lamento confesarlo, estaba yo allí agonizando con mi cuerpo de niño. Efectivamente la lógica interior de los curas, las misas, los mártires, los ángeles, los mandamientos, la confesión, la penitencia, las apariciones celestiales, el demonio, etc., era todo un desafío a la razón y a la inteligencia, una mitología que cuando yo tenía cinco años surgió ante mis ojos llena de brutalidades y personajes sangrantes e implacables. La libertad no ha sido jamás cosa que le guste a los cristianos. Basta ver el Índice de libros prohibidos para percatarse de que prefieren un solo libro, la Biblia, a todos los demás juntos. La vida (lo único que tenemos) es descrita como un tránsito pasajero sin importancia que es mejor dedicar a la abstinencia, el sacrificio personal y la penitencia. Y la guerra de los curas contra el sexo en todas sus formas, pretextando en cada caso argumentos oportunistas, ha sido una constante. Las mujeres, por cierto, siempre sospechosas y denigradas en la medida en que su cuerpo es el mal…. recuerdo unos versos violentísimos del cura Valente en contra de Brigitte Bardot que me gustaba tanto, y los deseos, considerados malos deseos, debían ser extirpados. Siguiendo a Spinoza, para quien el deseo es la esencia misma del hombre en cuanto somos de alguna manera aquello que deseamos y nos identificamos con nuestro proyecto vital, esta renuncia forzada a los deseos es renuncia a uno mismo, disolución de la propia identidad en las reglas muertas de los catecismos. La religión desconfía de los sujetos, creen los curas con firmeza que si dejamos a alguien suelto se convertirá en un demonio, por eso es preciso regular sus acciones, sus pensamientos, sus deseos, sus impulsos, anularlo, matarlo en vida. Las pulsiones constituyen, según el diccionario, aludiendo al psicoanálisis, la energía psíquica profunda que orienta el comportamiento hacia un fin y se descarga al conseguirlo. Efectivamente, la religión católica que yo he vivido descree de la energía psíquica profunda de las personas y hace todo lo posible para desorientarla e inhibirla. Toda esta manía persecutoria y prohibicionista de los curas se vuelca, una vez palidecido el sujeto culpable y despojado de su energía interior, en la obediencia a otros por idiotas que sean, porque no se obedece a un obispo por haberse ganado él su autoridad, sino por su rango. Ya hemos sabido por los medios qué son en realidad muchos de esos pastores de almas. Y son sometidos a las reglas que contrarían nuestra naturaleza humana (divorcio, sexo prematrimonial, virginidad, homosexualidades, aborto terapéutico, píldora del día después, etc.) no sólo los creyentes sino también los no creyentes, ya que la actitud pastoral obliga a convertir los pecados en delitos…. ___________________uf……  me impresiona cómo una y otra vez, ante los temas del sexo, aparece la religión en las reflexiones que voy haciendo en este blog. ________detalle de un fresco de Luca Signorelli “La resurrección de la carne”.