agradable

miserables palabras amatorias

Posted in palabras, roma by jgtejeda on agosto 2, 2009

Goddess (11)

Me siento un poco incómodo con las palabras que nombran aquello de lo que me ocupo en este blog. Hay mucha traición en ellas. Por ejemplo sexo no aparece en la literatura clásica griega, porque es una palabra latina. Pero tampoco aparece por ejemplo en el Ars Amandi de Ovidio, el primer tratado dedicado a las artes amatorias, escrito en latín. ¿Qué es entonces el sexo? Es algo que separa, un término vinculado con sección, secta, sector…. En el Ars Amandi aparecen las palabras Venus (diosa de estos asuntos), veneris (lo venéreo, que entre nosotros se reduce a enfermedades genitales), cupido y sus derivaciones en que cupiditas es el deseo y Cupido el dios del desear erótico, equivalente al griego Eros, también placet, etc., que es lo que place, es decir el placer.  Y además (ya en el título) amor, amar, amandi, etc., que es la palabra más rescatable porque no suena raro y que sin embargo a mi juicio está un poco contaminada de cristianismo y de bobería, porque no es lo mismo amar a la novia que a la propia profesión o a un hijo (los griegos llamaban filía a estos amores amistosos ___ hoy los sexólogos, psicólogos, políticos y demases han hecho de las filias unas cosas atroces, por ejemplo las parafilias, la pedofilia, la zoofilia, etc)… En cuanto a la diosa griega correspondiente a Venus, Afrodita, da origen a lo afrodisíaco. Con todo, casi todas estas palabras aparecen en nuestra conversacióncon un sobresalto, y remiten habitualmente a una exageración: Deseo incontenible, placer total, afrodisíacos letales, sexo duro….. __________foto pin up, autor desconocido.

fascinus

Posted in celebraciones, genitales, lecturas, roma by jgtejeda on julio 17, 2009

priapo

PASCAL QUIGNARD en su inflamado ensayo El sexo y el espanto: El deseo fascina. El fascinus es la palabra romana para nombrar el phallós…. Los romanos estaban obsesionados con la fascinación, la invidia, el mal de ojo, la suerte, la jettatura…. Un hombre (homo) no es un hombre (vir) más que cuando está en erección. La falta de vigor (de virtud) era una obsesión…. La indecencia ritual caracteriza a Roma: es el lubridium…. La priapea consiste en en agitar el fascinus gigante contra la invidia universal…. Este rito de sarcasmos priápicos se extiende por todo el imperio. Este juego sarcástico es lo que Roma aportó al mundo antiguo… En su origen, los versos fesceninos eran unos sarcasmos lo más groseros posibles e insultos sexuales que los jóvenes de ambos sexos se dirigían alternativamente unos a otros…. Los hombres se disfrazaban de macho cabrío y se ataban delante del vientre un fascinum (un consolador, un ólisbos)… En las Quincuatrías se disfrazaban de mujer…. Carios est ipsa mentula (Mi pene es más precioso que mi vida). ________________ Cultura fálica, conquistadora, Roma valorizaba la erección, la penetración, el dominio; la virilidad se identificaba con la virtud. La libertad era amplia, aunque ahí estaba la muerte asomando (muy pocos romanos llegaban a los cincuenta años, era normal dejar el mundo a los treinta), y también la debilidad, el desfallecimiento que hace del falo un pene colgante y blando, del fascinus una mentula. Aparte de la mala suerte y del mal de ojo, de esa envidia de los demás que era preciso combatir con la burla, con el falo a cuestas, con el baile impúdico. En nuestros días el falo asoma de nuevo la punta, no mucho aún, tampoco a menudo, pero asoma… después de un exilio de dos milenios. A la presencia visual del falo se le pide siempre una razón, o se le atribuye un significado, no puede ser porque sí. Su naturalidad se considera socialmente innatural o incluso delictiva   ____________ Pompeya, pintura en Casa dei Vetti.

celebración familiar

Posted in celebraciones, roma by jgtejeda on julio 13, 2009

joven

La primera eyaculación del varón adolescente era celebrada por su familia en la fiesta de Liberalia, el 17 de marzo. ____________ es lo que sobre los jóvenes romanos afirman T. Cahill en Los misterios de la Edad Media, y Aline Rousselle en Porneia. En mi caso no sólo no me celebraron sino que además tuve que pasar a la clandestinidad, mientras el confesor me pedía detalles susurrándome en el confesionario. Después me amenazaba y dictaba penitencias. _____________ilustración:vasija griega