agradable

banquete erótico

Posted in autores, cuerpo, erotismo masculino, grecia, pubertad by jgtejeda on agosto 7, 2009

Becat 15

La lectura (en castellano) de El Banquete (Symposion) de Platón constituye una curiosidad. Primeramente, porque es un texto filosófico muy literario, lleno de anécdotas y de ambientación, fácil de leer. Luego por la presencia de personajes como Aristófanes, que en sus comedias se burlaba con acidez de los filósofos y ahora aparece cenando y dialogando con ellos, o de Pausanias, historiador, de Sócrates, etc. Y sobre todo por la naturalidad con la cual los asistentes, todos hombres y reclinados de a pares en sus camastros mientras comen, beben, brindan y conversan, se refieren al amor (eros) como una actividad o inclinación divina (gobernada por el dios Eros, uno de los primeros en existir, divinidad primordial, impulsor de todo lo creativo) hacia otros hombres o también, llegado el caso y si no había más remedio, hacia las mujeres. Y nos preguntamos, entonces, desde lo que somos y sabemos hoy: ¿Son los asistentes al Banquete de Platón un grupete de personajes excéntricos, amantes de los muchachos? ¿Están hablando de sus propias costumbres, de las de todos los atenienses, o más bien de cómo debieran ser las cosas en un mundo ideal, como es frecuente en Platón? Los expertos en cultura griega clásica comparan, discuten, argumentan y disfrutan…. Es un texto sobre el cual se han acumulado comentarios y explicaciones a lo largo de los siglos. Incluso hay polémicas sobre el por qué del hipo que aflige a Aristófanes sin dejarlo hablar durante un rato ….Pausanias, el segundo personaje del diálogo en soltar su párrafo (después de Fedro) sostiene que hay dos Afroditas y dos Eros. Y por lo tanto varios tipos de erotismo. Afrodita Urania es la de Hesíodo, nacida de la espuma (semen) de los inmortales genitales de Urano, lanzados al mar tras haber sido castrado el infortunado por su hijo Cronos. Afrodita Pandemo, en cambio, es hija de Zeus y Dione. A cada una corresponde un Eros, prosigue Pausanias: _____________Por tanto, el Eros de Afrodita Pandemo es, en verdad, vulgar y lleva a cabo lo que se presente (sería la cachita rápida y como caiga). Éste es el amor (erotismo) con el que aman los hombres ordinarios. Tales personas aman (eróticamente), en primer lugar, no menos a las mujeres (gynaucon) que a los mancebos (paidon=niños); en segundo lugar aman en ellos más sus cuerpos que sus almas (psique) y, finalmente, aman a los menos inteligentes posible (anoetotaton=estúpidos), con vistas sólo a conseguir su propósito, despreocupándose de si la manera de hacerlo es bella o no. De donde les acontece que realizan lo que se les presente al azar, tanto si es bueno como si es lo contrario. Pues tal amor (erotismo) proviene de la diosa que es mucho más joven que la otra y que participa en su nacimiento de hembra y varón. El otro (tipo de erotismo), en cambio, procede de Urania, que en primer lugar, no participa de hembra sino únicamente de varón -y este es el amor de los mancebos (paidos)-, y, en segundo lugar, es más vieja y está libre de violencia. De aquí que los inspirados por este amor (eros) se dirijan precisamente a los masculino (arren), al amar lo que es más fuerte por naturaleza y posee más inteligencia._________________ Argumentación, en verdad, compleja para nuestros oídos contemporáneos. En efecto, según el Pausanias de Platón los varones que indistintamente se erotizan con muchachos y con mujeres estarían en un nivel inferior de virtud que aquellos otros cuyo erotismo se dirige exclusivamente a los muchachos. Y esos muchachos son paidon, o sea niños, lo que nos lleva al enredo contemporáneo respecto a la sexualidad infantil, aunque más adelante aclara Pausanias que los mancebos, o sea impúberes, son sujetos mudables, por lo tanto inciertos, y que el erotismo de alta calidad debe reservarse para esos a quienes ya les ha empezado a brotar la barba. Aparte de ello, la mujer queda comprendida, como de pasada, en lo considerado estúpido y débil, un objeto erótico de menor categoría…. Por último -esto es ya más reconocible por nuestro lenguaje cultural- el erotismo virtuoso debe trascender al cuerpo y fijarse más bien en la psiquis. Vaya con el amor platónico…. ________ ilustración de Paul-Emile Becat.

Anuncios

felix krull

Posted in agrado, cuerpo, placer, pubertad by jgtejeda on agosto 4, 2009

french cancan n2 01

Escribe Thoman Mann en las Confesiones del estafador Félix Krull: ________ Diré ante todo, pues, que esa condición de la naturaleza comenzó a desempeñar desde muy temprano un importante papel en mi vida, ya que ocupaba mis pensamientos, constituía el contenido de mis ensueños y comenzaba a configurar mis aventuras de niño; en efecto: esta condición comenzó a manifestarse en mí antes de que yo conociera un nombre para designarla o pudiera formarme una idea general acerca de su sentido o de su índole, de suerte que por mucho tiempo consideré esa viva inclinación mía por ciertos pensamientos y penetrantes placeres como una particularidad enteramente personal y por entero incomprensible para los demás, por lo cual no me parecía conveniente hablar de ella. Como de todos modos necesitaba caracterizar de alguna manera aquello, agrupé todas mis sensaciones o imaginaciones y las llamé “lo mejor de todo” o “la gran alegría” y las guardé celosamente para mí como un precioso misterio….. Y en rigor de verdad mi disposición para el placer erótico raya en lo milagroso. Aún hoy creo que sobrepasa en mucho lo corriente. ______________ recoge el novelista alemán varios elementos de interés: la sexualidad como algo relevante en la infancia; un modo del erotismo configurado en el caso del personaje especialmente por ensueños, pensamientos, imaginaciones; el pudor o inhibición social respecto a estos asuntos; la certeza de que aquello es algo fabuloso, lo mejor de todo; y una presunción de que el erotismo es algo que sólo le ocurre al propio sujeto, y que su disposición al respecto sobrepasa lo corriente. _______ilustración de Jacques le Tord, en French Can-Can

Tagged with: , , ,

pubertad, desgracia, peligro, vergüenza

Posted in continencia, interferencia sexual, prohibiciones, pubertad by jgtejeda on julio 23, 2009

AS-BallivetInitiationAmoureuse-t471

Peter Sloterdijk en Crítica de la razón cínica (1983): Efectivamente, nuestra pubertad fue propiamente la época en que se comenzaba a tener conciencia de la desgracia de tener este impulso… Estar enterado suponía haber tomado noticia de lo esencial sobre un nuevo enemigo interior. Aprender a vivir con sus presiones era el mandamiento estratégico del momento. En esta perspectiva la sexualidad aparecía como una gigantesca zona de peligros; el nivel sexual es aquel en que te puedes encontrar con toda clase de desgracias: la catástrofe de embarazos involuntarios; la vergüenza de una seducción precoz; la miseria de infecciones perniciosas, que te consumen durante toda la vida; el humillamiento por el impulso precoz, sin perspectivas y solitario; el riesgo de descubrirse como monstruos que llevan consigo tendencias homosexuales o perversas en sus entrañas; y no hablemos del peligro de caer en la prostitución. Estos riesgos aparecieron amenazadores con el comienzo de la madurez sexual. Por eso, es comprensible que el pensamiento de la prevención en un principio no esté referido en absoluto a la concepción, sino al contacto sexual, a la experiencia erótica sobre todo; si exceptuamos algunos refinamientos liberales, es esta la postura católica hasta nuestros días: prevención a través de la abstinencia. ____________________ Sloterdijk es un filósofo con algo de periodista u opinólogo… Con todo, acierta en esta descripción de la pubertad como un inconveniente familiar y personal: sobre el niño o la niña hasta entonces felices e inocentes cae la sombra de la sospecha, la tentación de los vicios, la posibilidad diaria de descarriarse. Curiosamente este afán viene recubierto en nuestros días (el texto es de hace 26 años) por una pretensión de normalidad en lo sexual: el sexo sería una parte natural de la vida siempre que no se haga demasiado evidente, está todo permitido menos lo anornal, y lo anormal es casi todo. Los padres sonríen con espíritu liberal aunque los policías, médicos, psiquiatras, censores, políticos, periodistas y obispos que vuelan invisibles por las habitaciones de la casa siguen al acecho. La sexualidad adolescente es, a la vez, un proceso natural y una zona de la realidad sometida a severas restricciones legales, sociales, mediáticas etc…. Hay además un cambio estético: la belleza cándida de los niños reemplazada por los gestos a la vez arrogantes e inseguros de la juventud en celo….  ______________ ilustración de Suzanne  Ballivet