agradable

guerra entre los sexos

Posted in géneros, guerra sexual, psicología by jgtejeda on agosto 8, 2009

NH001

Anthony Storr, en La agresividad humana: ___________ La sexualidad masculina, debido a la necesidad primitiva de búsqueda y penetración, contiene un importante elemento de agresividad; un elemento que es reconocido por -y al que responde- la hembra, que cede y se somete…… Los hombres inseguros son frecuentemente menos dominantes y agresivos que sus semejantes más confiados. Las mujeres inseguras despliegan generalmente un grado de agresividad y de competitividad mayor que otras más seguras………. Es ampliamente reconocido el hecho de que las mujeres tienen mayor necesidad de seguridad que los hombres; esto es, necesidad de un hogar en el que puedan criar a sus hijos, confiadas en la certidumbre de que un hombre les abastecerá y cuidará de ellos. Los hombres tienden a sentirse limitados por la misma situación, atrapados y utilizados por la hembra para sus propios propósitos; y, naturalmente, esta diferencia explica en gran parte la guerra entre los sexos. _________ Desmiente este sensato texto la pretensión de “igualar” a mujeres y hombres que aparece en nuestras legislaciones modernas (las cuales trabajan para anular la agresividad de los hombres). Nos señala Storr que las energías de ambos géneros son de tipo diverso. Mientras la agresividad afirma al macho, es señal de debilidad en la hembra, y parece ser verdad que las mujeres malhumoradas y siempre furiosas lo que suelen lograr con su conducta es exhibirse ante los posibles galanes como no elegibles, evitando así el pánico que una entrega amorosa les causa. Viceversa, los hombres con debilidades en su ego masculino, se muestran muchas veces pasivos y temerosos, frustrando el encuentro sexual con las mujeres más apetecibles a las que, deseándolas, les temen. Una vez armada la pareja (como sea que haya resultado), típicamente la mujer se siente muy identificada con el hogar, en cambio muchos hombres, por bien que estén allí,  sueñan con escaparse, se distraen, se atrasan….. La guerra entre los sexos se nutre de estas energías diferentes, que aunque se necesitan y se buscan una a otra, tienen objetivos específicos. _____ el desprestigio de la agresividad no es saludable, muchos hombres necesitan por naturaleza patear algo de vez en cuando, los hay que se contentan con un balón de fútbol, pero el entusiasmo masculino se suele encender cuando la propia agresividad penetra en algo difícil o peligroso. O sea que se identifica hoy agresividad con abuso, que sería una violencia ejercida en contra de alguien más débil, y no es eso lo que por lo general satisface a un varón sino precisamente lo contrario, ganarle a un adversario más fuerte. Quizá es la vida demasiado establecida y protegida lo que entraba el libre flujo de las energías naturales. _________________ ilustración de Namio Harukawa.

Anuncios

jarrón sangriento

Posted in delito, guerra sexual, prohibiciones, violencia by jgtejeda on julio 26, 2009

15848-the-virtue-as-domitor-fortunae-marcantonio-raimondi

En La Vanguardia:_______Un hombre de 26 años ha sido detenido en la localidad toledana de Chozas de Canales como presunto autor de la muerte de su ex pareja, de 33, a la que no podía acercarse por orden judicial, delante de la hija de la víctima, de seis años……. el hombre… de nacionalidad portuguesa, golpeó, al parecer, a la mujer con un jarrón de cristal, cuyos restos usó posteriormente para causarle varias heridas, algunas en la cara y en el cuello. —–La mujer tenía dos hijos de una relación anterior.. y una de ellas, de seis años de edad, presenció los hechos…. tras cometer presuntamente el crimen, el hombre saltó una pared y salió a la calle con la camisa empapada de sangre…. MÁS >>>> ____________Un caso brutal de violencia de un hombre contra una mujer donde se repiten los ingredientes: orden de alejamiento, insistencia desesperada, violencia física, sangre, muerte, niños aterrorizados…______grabado de Marcantonio Raimondi

regreso al ombligo

Posted in autores, guerra sexual, mitología by jgtejeda on julio 18, 2009

HeraklesOmphale

Heracles -Hércules en su versión latina-, el héroe más representado de la mitología antigua, era hijo de Zeus y Alcmena, una humana. De niño, su profesor intentó enseñarle música pero el pequeño no se concentraba. Cuando el profesor quiso castigarlo, Heracles le aplastó el cráneo con su instrumento musical. Más tarde logró acometer con éxito los famosos doce trabajos, matando monstruos y obteniendo trofeos. Sin embargo para purificarse va a Delfos (ombligo del mundo), y el oráculo le ordena pasar tres años como esclavo de la reina de Lidia. Dice al respecto GUTIERRE TIBÓN: esta soberana era viuda; su nombre era Onfalia “la del (hermoso) ombligo”. Sucedió que Onfalia se enamoró de Hércules; y sus amores se recuerdan entre los más famosos de la mitología. Es que Onfalia adoptó el traje de Hércules y se vistió con la piel del león de Nemea, despojo obtenido por el héroe en su primer trabajo… Onfalia se deleitaba en jugar con la maza de Hércules, terror de los hombres y azote de los animales feroces. Y ¿qué hacía Hércules entretanto? Vestido de mujer, con los más exquisitos trajes de la eina de Lidia, los cabellos delicdamente trenzados por sus esclavas, llevaba una vida afeminada e hilaba… Aparece aquí en el mito clásico la figura del macho fuerte e invicto que, sin embargo, necesita purificarse, entrar en cautiverio, y en la relación amorosa con una mujer-ombligo, uterina y acogedora, le va cediendo a ella sus atributos masculinos -la maza, la piel de león- adoptando él algunos rasgos femeninos -la túnica, el huso para hilar-. Dentro del útero materno al que ha regresado el héroe no necesita sus armas ni su fuerza. Recuerda mucho las parejas maduras en que él lava los platos, ella hace las instalaciones eléctricas, van juntos a comprar, etc., y se diluyen de a poco en la unidad de pareja las especialidades de género. Es el destino del macho conquistador  (a veces no tanto) que al entrar en los aposentos de la mujer pierde sus fierezas (las que tenga) y va siendo domesticado por la lógica de los detalles femeninos hasta perder su fuerza. Normalmente es entonces cuando la mujer empieza a detestarlo por su debilidad… Pero está también presente en esta historia la lógica circular de la vida, que ordena a todo ganador convertirse en perdedor respecto de otra persona, porque más allá de nuestros ocasionales triunfos somos finalmente seres dependientes y necesitados. Los hombres dominan la recta ascendente, las mujeres el círculo _________ Dibujo de la escultura Ercole e Onfale, que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.