agradable

voluntarismo erótico / imprecisión del deseo

Posted in deseo, Estados Unidos, etiquetado erótico, filosofía by jgtejeda on agosto 18, 2009

marmviv_alem

Franceso Alberoni, en El Erotismo: ______La sociedad norteamericana, con el andar del tiempo, se volvió cada vez más voluntarista… Parte del supuesto de que la gente siempre puede definir con claridad aquello que desea, motivo por el cual queda sólo un problema y es cómo obtenerlo…. ¿Quieres ser gay, casado o solo? ¿Quieres una historia romántica o una experiencia orgiástica? ¿Quieres ser monógamo o polígano? Aclarado lo que quieres, buscarás tu grupo, leerás los libros instructivos adecuados y podrás alcanzar el resultado. En el polo opuesto del voluntarismo norteamericano está la concepción europea, según la cual nunca conocemos bien nuestros fines. Porque tenemos deseos en conflicto, pasiones divergentes…. No se preconciben los fines antes de las acciones. Se revelan en el curso de las acciones ____________ en efecto, aquella mirada voluntarista y pragmática es lo que produce las formas de vida precocinadas. Se alimenta de la certeza de que vivir es “solucionar problemas”. Problemas que ciertamente están definidos desde el inicio y mientras duran. Naturalmente que simplificadas así las cosas es posible lograr metas más espectaculares y el triunfo se puede demostrar con nitidez… Pero algo en nuestra condición humana se rebela ante esta visión tan compacta donde sólo una de nuestras mucha almas tiene mando de tropa. Siempre que hacemos algo pensamos aunque sea periféricamente en su complemento o en su contrario, porque quizá más que a la línea recta la existencia se asemeja a un círculo recurrente. Del voluntarismo arrancan las etiquetas que caen como jaulas sobre las personas y los comportamientos, de allí nacen los guettos, las metodologías abstractas, y esa petición de que si tenemos lo que buscábamos estamos obligados a ser felices. Nuestros deseos se desarrollan (o decaen o se birfurcan) a la par que nuestra capacidad de satisfacerlos, de tal manera que jamás nos encontramos matemáticamente con nosotros mismos. Grande Alberoni. _______  postal alemana de mármoles vivientes, hacia 1900.

Anuncios

woodstock 69

Posted in agrado, celebraciones, cuerpo, espectáculo, filosofía, placer by jgtejeda on agosto 16, 2009

woodstock

La foto es de hace 40 años…. El festival de Woodstock de 1969 hizo carne visual diversas energías y efluvios que existían hasta entonces de manera sumergida. Los hippies, la marihuana, la belleza del cuerpo joven y el pelo silvestre, los pechos femeninos sin armatostes, el amor libre y ajeno a la culpa en todas sus variedades tal como le acomodara a cada cual, el odio al trabajo de oficina o de fábrica, el desprecio por el poder, la resistencia a la guerra, la vida como un viaje, la música como eje de la cultura….. Hoy, dicen algunos medios, se conmemoran sin pena ni gloria esas cuatro décadas. Pero yo diría que para que los valores que hoy nos parecen parte de la realidad se hicieran populares hubo que pasar mucha pena, y que la mayor gloria de todo movimiento es dejar de notarse precisamente porque sus planteamientos han sido incoporados a la vida cotidiana. Y eso que yo mismo jamás he sido hippy, en aquel tiempo escuchaba las partitas de Bach. _______ foto del evento, la bajé de un blog

erotismo siniestro

Posted in cuerpo, filosofía, placer, psicología, sufrimiento by jgtejeda on agosto 13, 2009

KamaSutra19

Más Bataille: __________ El erotismo de los cuerpos tiene de todas maneras algo pesado, algo siniestro… El erotismo de los corazones es más libre…. Nunca hemos de dudar que, a pesar de las promesas de felicidad que la acompañan, la pasión comienza introduciendo desavenencia y perturbación. Hasta la pasión feliz lleva consigo un desorden tan violento, que la felicidad de la que aquí se trata, más que una felicidad de la que se pueda gozar, es tan grande que es comparable con su contrario, con el sufrimiento. Su esencia es la sustitución de la continuidad persistente entre dos seres por una continuidad maravillosa. Pero esta continuidad se hace sentir sobre todo en la angustia; esto es así en la medida en que esa continuidad es inaccesible, es una búsqueda impotente y temblorosa. _________ estoy a la vez de acuerdo y no con este modo de sentir las cosas….. el cuerpo y sus placeres pueden ser algo pesado, siniestro, efectivamente, es como la cara B de cada una de sus dimensiones: al dormir, comer, evacuar, abrazarse, besarse… siempre hay residuos, y pese al placer está allí una segunda mirada que nota la cabellera en desorden, las migas y eructos, los movimientos convulsivos, el lado impaciente del yo que hacemos a un lado para ser felices un rato pero que después del evento amoroso recupera su espacio. La angustia aparece pero no sabemos cuál es su cometido, si regresar a la personalidad individual (discontinua) poniendo fin a la fusión erótica, o si representar la culpa enviada por el ángel demoníaco de los deberes religiosos o sociales…. quizás ambas cosas estén entrelazadas. Y entonces ofrece Bataille ese “erotismo de los corazones” un poco redundante, o quizás cristiano  _______ ilustración para una edición del Kamasutra

Tagged with: , ,

marco aurelio: no hay para tanto pero igual me gusta

Posted in alimentos, autores, continencia, filosofía, placer by jgtejeda on agosto 1, 2009

venereum in edificio privato_Pompei_Napoles

Marco Aurelio: ….uno puede hacerse la idea (fantasía) sobre los alimentos cocinados y comestibles semejantes, que éste es el  cadáver (nekros) de un pez (ictios), aquél el cadáver de un pájaro (ornithos) o un cerdo, y asimismo que el Falerno (falernos) es zumo de uva, y que un manto de púrpura son pelos de oveja empapados con la sangre (aimatíos) de una concha; y respecto al acto sexual (synousían), que es frotación (paratripsis) del intestino (enteriou) y secreción (ekkrisis) de moquillo (muxariou) con algún espasmo (spasmou). (M. Aurelio, Meditaciones, libro VI, trad. de Bartolomé Segura para Alianza, los paréntesis con la palabra griega son agregados ahora) _________ el término sexo o sexual no aparece en los textos griegos, y Marco Aurelio pese a ser emperador romano prefiría el griego para la escritura de textos. Utiliza el término synousía. Palabra no emparentada ni con afrodisia, ni con eros (términos específicos de la cópula), y tiene un sentido más amplio o vago de reunión, de juntarse, relacionarse, etc. Siguiendo a Veyne, Le Goff sostiene que en este texto de Marco Aurelio está ya presente la renuncia a la carne que será identitaria en el cristianismo medieval, la renunciación, la represión del instinto. Y el propio Foucault va por ahí. Pero francamente yo veo otra cosa: lo que aparece en Marco Aurelio es  aquella distancia hacia la vida que es característica de quien medita acerca de la muerte, un tono de que finalmente ni los banquetes ni los honores ni los amores (las cosas más codiciadas por los humanos) son tan importantes en sí mismos, que se trata de asuntos simples y materiales sometidos a un cambio permanente, a un reciclaje que culmina siempre en la corrupción y en la nada. Los estoicos manejan, es verdad, la lógica cristiana (también oriental) depresiva y distante, lejana a los entusiasmos y avideces de los seres vivos. Es decir, que aunque nos guste no hay para tanto, y que ya que vamos a morir empecemos a morir un poco desde ahora desconfiando de nuestros apetitos absurdos…. Lo que no impidió a Marco Aurelio, pese a su amnargura filosófica, dirigir un imperio, llevar la púrpura, guerrear durante años, copular y participar en banquetes. Poco tiene que ver esto con la saña antierótica que se desencadena a partir de la aceptación universal de las ideas de San Pablo sobre la castidad como ideal y la sexualidad como un mal profundo. Una cosa es advertir que no somos nada en este mundo cruel y aconsejar moderación, otra muy distinta crear sistemas institucionales para impedir a través del miedo, la culpa, el escarnio, la cárcel y la hoguera que las personas disfruten de su cuerpo como les parezca dentro de un marco razonable de respetos.  ____________ pintura mural pompeyana.

placeres complicados

Posted in autores, filosofía by jgtejeda on julio 19, 2009

debarbari06

¿Quiere uno saber qué escribían los humanistas del Renacimiento acerca del placer? Hay que mirar el libro De Voluptate, de Lorenzo Valla, que no está traducido al castellano… la traducción al inglés está agotada. No se encuentra en la red, ni siquiera en latín. El De voluptate de Marsilio Ficino también es escurridizo, y no hay traducciones ni al castellano ni al francés ni al inglés. Los he buscado con denuedo, ni Amazon, ni bibliotecas on line ni nada… Michel Onfray ya adelanta la mala baba con la que nuestra cultura contemporánea trata a los hedonistas. No es censura, es algo quizá peor: vacío. _____________ grabado de Jacopo De Barbari

aniquila el deseo

Posted in autores, continencia, filosofía by jgtejeda on julio 13, 2009

italy-ethiopia-1930s

El primero de los estoicos (que enseñaron en Grecia clásica la desconfianza hacia deseos y placeres) parece haber sido Zenón (s. III A. C.), no de Elea, sino de Citio, ciudad pequeña de Chipre. De Zenón cuenta Diógenes Laercio cinco o seis siglos más tarde: tuvo la cerviz inclinada hacia un lado… era delgado de cuerpo, de más de mediana estatura, y moreno de color; por lo cual hubo quien lo llamara sarmiento egipcio... No comía más que un panecillo con miel, y bebía un poco de vino generoso. Rara vez se sirvió de muchachos, y sólo una o dos veces usó de una esclavita, por no parecer aborrecedor de las mujeres. _______Para los estoicos el deleite (hedoné) es un movimiento irracional del ánimo acerca de lo que parece apetecible. Contiene bajo de sí la delectación o halago, el gozo del mal ajeno, el divertimento y la disolución. Y la disolución es una relajación de la virtud…_________En lo que de Zenón recoge Diógenes Laercio hay apenas un par de alusiones fugaces a la continencia sexual. Entretanto Cicerón (s. I A.C.), en su tratado De officiis (se le traduce no sé si adecuadamente como como De los deberes) sigue al estoico Panecio (s. II A. C.) en la idea de la medida y control de las pasiones, del decoro, aun cuando se refiere más bien a los banquetes y borracheras, ambición de honores y riquezas, desconsideración hacia los demás, etc., y apenas hace alguna indicación relativa a los placeres eróticos. Cicerón acabaría su vida trágicamente, lo mismo que Séneca, víctima el primero de Marco Antonio y Augusto y el segundo de Nerón. Séneca se detiene mucho en el tema de la ira y de la imperturbabilidad o dignidad frente a los avatares del destino. Finalmente Epícteto, nacido esclavo y también de esta época en que aparece el cristianismo, recomienda: ___________ aniquila por completo el deseo, por lo menos en el momento presente… usa solamente el impulso y la repulsión, pero con suavidad, de manera excepcional y sin tensiones. Y añade_____________: en cada cosa que sobrevenga, vuélvete a tí mismo y acuérdate de mirar con qué capacidad cuentas para el uso de ella: si ves a un hermoso o a una hermosa, hallarás que frente a eso tienes la capacidad de la continencia; si se te presenta un esfuerzo hallarás la perseverancia; si un insulto, hallarás la resignación__________ En fin, como se ha dicho, hay una línea directa entre los estoicos y los cristianos en su discurso contrario a los placeres de la vida, aunque por lo que alcanzo a leer la renuncia al deseo de los estoicos no entraña necesariamente ni una fijación en los temas sexuales ni tampoco una especial hostilidad hacia ellos. Más bien se trata de una cierta templaza, de un no exagerar.______________ postal italiana de los años 30, foto hecha en Etiopía.