agradable

la montaña trágica

Posted in 1, arte, censura, cuerpo, deseo, duplicidad, erotismo masculino, sufrimiento by jgtejeda on agosto 22, 2009

leighton_sluggard

De Manuel Vicent, en El País ___________ Thomas Mann: entre la belleza y el cieno …..  Puede que la vida de un lector se divida en dos: antes y después de haber leído La montaña mágica, de Thomas Mann…….. Desde su juventud hasta el final de sus días Thomas Mann llevó un diario que sólo pudo ser leído veinte años después de su muerte…… mientras Europa se preparaba para arder por los cuatro costados Thomas Mann anotaba en sus cuadernos los huevos escalfados del desayuno, los paseos, visitas, erecciones, miradas que no había podido reprimir en la espalda de un joven camarero, un tejido vital que alternaba con conferencias, panfletos, recepciones y homenajes que no le impedían seguir escribiendo novelas profundas, densas, bíblicas…… Escribir siempre con grandeza al borde del acantilado, entre la belleza y el cieno, entre la estética y la putrefacción era la cumbre que más le atraía……. A lo largo de su biografía habían quedado recuerdos de adolescentes envasados. Su primer amor fue un compañero de colegio, Armin Martens; luego William Timpe y a los que añadía bell boys de hoteles, camareros y otros bañistas de cualquier playa que se transformarían en el Tadzio perseguido por las miradas del escritor Gustav von Aschenbach en las galerías del Gran Hotel des Bains del Lido de Venecia….. El éxito social que el Premio Nobel le confirió y todos los homenajes que el escritor recibió, lejos de hacerlo libre, lo fueron trabando hasta impedirle manifestarse sin la máscara que el mundo esperaba de su respetabilidad. Su evolución física se puede contemplar a través de su álbum familiar. ….. Y así hasta que la muerte le visitó y fue recibida como la última coronación, sólo que ya no pudo anotarla en su diario. _______ siempre vale la pena leer a Manuel Vicent, también a veces, aún hoy, a Thomas Mann. En el alemán se construyen simultáneamente dos mundos, el del deseo imposible de expresar y el del sólido prestigio artístico. Ya lo esboza él en los Buddenbroks cuando muestra las dos ramas de la familia, la nórdica y estricta por un lado, y por otro la septentrional y apasionada, de piel morena y temperamento artístico…. El conducto que en el mundo clásico hubiera unido estos universos opuestos parece estar embozado por un atado de trapos y preceptos cristianos o burgueses o idealistas, y nuestro hombre se ve obligado a habitar entonces en dos casas de similares dimensiones, una con forma de palacio, otra con aspecto de sótano, una a la vista, esplendorosa y firme, y la otra escondida bajo la propia vergüenza a la manera de un pantano o una cloaca…. y sin embargo cada uno de estos mundos negaba y potenciaba eficazmente al opuesto: grandes éxitos, intensos deseos y un sufrimiento garantizado de por vida. ________ escultura de sir Frederick Leighton

Anuncios

el volterrazo

Posted in arte, censura, cuerpo, desnudo, genitales, religión by jgtejeda on agosto 14, 2009

Michel

___________ Mucho antes del Concilio de Trento se elevaron protestas violentas contras los desnudos de El Juicio Final de Miguel Ángel. La obra fue acabada en 1541. Cuatro años después, nada menos que el propio Piero Aretino, uno de los escritores más lascivos del siglo XVI, dirigió a Miguel Angel su conocida carta acusatoria e injuriosa. Furioso porque el maestro no le había enviado unos dibujos que ambicionaba, Aretino censuró a Miguel Ángel por haber pintado “cosas de las cuales uno apartaría los ojos incluso en un burdel” y juzgó el proyecto “más apto para una deliciosa sala de baños que para la capilla más noble de la Tierra”… y finalmente en 1555, diez años después de que Aretino publicara la acusación, el papa Pablo IV mandó a Daniele da Volterra, discípulo de Miguel Ángel, que vistiera las figuras ofensivas. (R. y M. Wittkower, Nacidos bajo el signo de Saturno) __________ en este caso le encuentro razón al papa. Si la Iglesia se afana día y noche en luchar en contra del erotismo… ¿por qué razón habrían los papas de decorar su capilla con desnudos de estilo pagano, enseñando las partes en una exhibición infinita de mamas, genitales, muslos, culos y rostros apasionados? Es una cuestión de coherencia. Yo papa llamo a Volterra a tapar de inmediato aquellas partes, y eso que se dejó aún mucho al aire. O se está con el sexo, o se está en contra. Basta de términos medios….. A Volterra se le conoció desde entonces como “il Braghettone”, y pasó a la posteridad como encargado de cubrir con paños los genitales que había pintado su maestro.  ____________pinturas de El Juicio Final, de Miguel Angel, Capilla Sixtina.

pudor humano

Posted in censura, genitales, interferencia sexual, prohibiciones by jgtejeda on julio 19, 2009

John Webber 1751-1793_Otaheite

Bertrand Russell, en Nuestra ética sexual (1936): El pudor en alguna forma y grado, es casi universal en la raza humana y constituye un tabú que sólo debe romperse de acuerdo con ciertas formas y ceremonias o, al menos, en conformidad con alguna etiqueta reconocida. No debe verse todo, ni deben mencionarse todos los hechos. Esto no es, como suponen algunos modernos, un invento de la época victoriana; por el contrario, los antropólogos han hallado las formas más complicadas de gazmoñería entre los salvajes primitivos. ____________________ Viniendo de Russell, que luchó con firmeza por la ilustración de las personas en relación a los asuntos sexuales y contra la superstición o la represión religiosa, vale la pena considerar el tema (aunque se le haya colado un toque un poco racista en su argumento). En efecto, pareciera que las religiones se han apoderado del pudor humano, que constituye un sentimiento profundo respecto del cuerpo, no sólo en los intercambios eróticos sino también en las enfermedades, cuando nos golpean, etc. Cuando estamos en cosas sexuales tendemos naturalmente a la penumbra, a la nocturnidad y a mantener privada la acción. Nos ocurre también con el dinero, o con el modo como dormimos, por lo general es preferible la discreción. Pero una cosa es una tendencia natural, y otra una obligación. Diríamos que somos cada uno de nosotros, personalmente, los dueños mayoritarios de nuestro cuerpo y por tanto los principales encargados de controlar cuánto de la intimidad corporal damos a la vista de los demás. De allí que resulte irritante la pretensión religiosa o moralista, o política, de regular en todos los casos y para siempre qué se puede mostrar o ver del cuerpo humano y dónde. Una cosa es que uno sea el dueño de su propia casa y decida abrirla o mostrarla sólo en ciertas ocasiones, porque también hay un pudor casero; otra muy distinta que se transforme en pecado o delito el hecho de invitar gente a comer, o hacer una fiesta, o publicar un reportaje de la decoración hogareña en una revista especializada, o subir fotos de las habitaciones a Facebook. Con el cuerpo sucede otro tanto. En determinados momentos necesitamos lucir el cuerpo en todo su esplendor sexual, por ejemplo en una playa o en un baile o ante un espejo y no sé qué razones hay para impedir esa forma de belleza. El de más allá sentirá un bienestar haciendo nudismo, o se subirá a una mesa para regalarle a sus amigos un strip tease festivo, o habrá una pareja que por alguna razón querrá filmar sus ayuntamientos carnales.  Hacer de esto una infamia per se es secuestrarle a la gente el manejo de su propio pudor, y para mí que en ese secuestro indebido del cuerpo está la ganancia que algunos hacen con el control del pudor ajeno. Cada cual sabe cuándo y dónde o con quién descubrir el cuerpo o mostrar su lado sexual, y es preciso respetar en cada cual su propio ritmo de pudores. Finalmente toda la discusión acerca de los temas sexuales en sociedad pasa por una división de pareceres muy profunda: el cuerpo es propiedad de cada persona, o pertenece a la sociedad. Yo tiendo a pensar que ambas cosas son verdad aunque en porcentajes diferentes, es decir que el cuerpo humano le pertenece más -mucho más- a la persona individual que a la especie…. lo veo como en las relaciones entre nuestra vida individual y nuestro rol de seres políticos, siempre hay algo nuestro que se debe a la comunidad, también ocurre con todo tipo de propiedad privada, que tiene sus límites. Lo que ha ocurrido históricamente en occidente con el manejo del pudor pertenece más bien al ámbito de la expropiación, de las dictaduras, hay una cesión indebida de nuestros derechos sobre nuestro propio pudor. Tal como últimamente, en la dirección contraria, opera cierto tipo de periodismo, de reality show, de periodismo de investigación, de subir materiales a la red, donde lo que se practica es la publicidad del cuerpo ajeno sin consentimiento de los propietarios. El respeto por el pudor va en ambas direcciones, y al final se centra en el respeto a la persona, respetar tanto sus modos de ocultar o silenciar lo propio como de romper esos silencios u opacidades ___________ grabado de John Weber

periferia

Posted in autores, censura, interferencia sexual, medicalización, política, tortura, violencia by jgtejeda on julio 17, 2009

16.4_Primaticcio.L

MICHEL FOUCAULT en Historia de la Sexualidad: niños demasiado avispados, niñitas precoces, colegiales ambiguos, sirvientes y educadores dudosos, maridos crueles o maniáticos, coleccionistas solitarios, paseantes con impulsos extraños: pueblan los consejos de disciplina, los reformatorios, las colonias penitenciarias, los tribunales y los asilos; llevan a los médicos su infamia y su enfermedad a los jueces. Trátase de la innumerable familia de los perversos, vecinos de los delincuentes y parientes de los locos. A lo largo del siglo llevaron sucesivamente la marca de la “locura moral”, de la “neurosis genital”, de la “aberración del sentido genésico”, de la degeneración” y del “desequilibrio psíquico”.___________ Es la misma idea que aparece una y otra vez respecto de los perversos: seres que se apartan del patrón oficial, constituido en este caso -siglo 19- por la sexualidad matrimonial. No es que se silencie su caso, por el contrario, se publicita mucho. Pero mientras más visibles se hacen más es el reproche, la segregación, el castigo, etc. Un poco como bajo la dictadura de Pinochet, en que el modelo oficial era el de quienes leían El Mercurio, sonreían a los militares (mejor aún si eran parientes), creían en el sistema económico neoliberal (mejor aún si prosperaban con él), iban a misa, llevaban un aspecto arreglado y contenido, etc., lo cual dejaba una amplia periferia de seres barbudos, con poncho, pertenecientes a ONGs, nostálgicos del socialismo, de los sindicatos, del folklore, del marxismo, de la política, de la libertad de expresión, etc., y estos eran los “extremistas”, los “comunistas”, etc. Los casos más graves estaban señalados por el traslado físico a espacios especiales: el exilio, el campo de concentración, la comisaría, el recinto militar, la desaparición, el despido, la privación de la nacionalidad, la muerte, la tortura, la censura, etc. Los periféricos menos graves podían sentir el alivio de seguir en sus casas envueltos siempre, por cierto, en el pesado aroma del corvo o el helicóptero. La periferia de castigados era más numerosa que el centro de los elegidos, pero parecía al revés. Los inadecuados llevaban una existencia derrotada, avergonzada, en general se les tenía lástima aunque nadie olvidaba su peligrosidad latente. Del mismo modo que quienes no logran instalarse en la sexualidad matrimonial establecida viven sus prácticas sexuales como derrotas periféricas, como pecado,  delito, error ontológico: se pasa de algún hecho (se masturba —- lleva barba) al diagnóstico esencialista (un onanista —- un extremista). Con todo, la periferia perversa aparece como creativa frente a la rigidez y monotonía de las posturas oficiales…… subsiste muchas veces, hasta en el más inhumano de los escenarios, una naturalidad de sentido común que huye de las formulaciones y resiste de modo diríamos campesino o juguetón al bando y a la sentencia _____________dibujo de Primaticcio

cacería de espínolas

Posted in censura, espionaje, política by jgtejeda on julio 16, 2009

Anonimo18

Notifica el diario chileno LA TERCERA sobre el designado embajador paraguayo en Chile, que estaría en problemas: el año pasado fue fotografiado cuando veía fotos de mujeres desnudas por Internet en plena sesión parlamentaria, y se vio envuelto en un nuevo escándalo, ahora por la publicación de fotos suyas en una fiesta. El diario Popular publicó en su portada una foto de gran tamaño en la que se ve a Espínola con el torso desnudo acompañado de una mujer que trata de meter la mano por debajo del cinturón de su pantalón, y en el interior otras fotos de mismo tenor. _________________ francamente no entiendo estos presuntos escándalos. El senador o embajador que mire lo que le parezca y cuando quiera, para eso es mayor de edad y libre de criterio para disponer de su jornada de trabajo y de lo quiere o no mirar en internet, faltaría más: son sus electores los que sancionarán favorable o desfavorablemente su conducta…. y si va a una fiesta que lo pase bien, cuál sería el problema, o sea que ahora los políticos son asexuados, no tienen torso, tampoco nada bajo el pantalón, etc…… Hipócritas. ____________ ilustración anónima del siglo 18.

cuando oigo hablar de cultura saco la pistola

Posted in censura, interferencia sexual, medicalización, pecado by jgtejeda on julio 16, 2009

iD7gVaAdylhapzpaXmldFBC5o1_400

Cuando oigo hablar de cultura saco la pistola, dicen que dijo Göring, general nazi.  Otros le atribuyen la frase a Goebbels. Del mismo modo, me parece que cuando oigo hablar de sexo la gente saca sus navajas. El sexo es algo de lo cual todo vecino bien nacido se siente obligado a restar, cerrar, amputar, etc., lo cual viene mezclado últimamente de un discurso racionalmente liberal donde todo está obligatoriamente permitido-….. el caso es que al sexo se le suponen, como a la droga, poderes incontrolables (de hecho los tiene, aunque sólo a ratos) y por tanto se ha consagrado el derecho de cada uno de nosotros de guardar silencio amenazante o derechamente interferir con la sexualidad de los demás: estamos habilitados para calificar, descalificar, diagnosticar, condenar, denunciar, etc……. En lo sexual todo es sospechoso, la edad, la vestimenta, los ademanes, el cansancio de los párpados, el dinero, las palabras, las lecturas, los horarios…. Me dirán lo que quieran pero aquí hay algo muy incómodo._________foto de Back to Eden, un sitio de nudismo vintage

libros filosóficos

Posted in censura, imágenes, lecturas by jgtejeda on julio 12, 2009

borel0

El norteamericano Robert Darnton, en un volumen en verdad no demasiado brillante _____Los best sellers prohibidos en Francia antes de la revolución (mala manera de titular)____, señala respecto de la jerga utilizada por policías, libreros, censores y lectores: la Policía le pide a Hubert Cazin, un vendedor de libros prohibidos, que explique un término intrigante que con frecuencia aparecía en su correspondencia: “artículos filosóficos”. Cazin lo definió como una “expresión convencional en el comercio del libro para caracterizar todo lo que está prohibido”. la Policía estaba al tanto de otros términos: “libros clandestinos”, “drogas”, “miserias”….Pero los editores y los libreros preferían un término más elevado, livres philosophiques: “libros filosóficos”. En su código comercial servía como una señal para referirse a los libros que los podían meter en problemas, libros que había que manejar con cuidado._________grabado de Antoine Borel para L’Aretin françois, de Félix Nogaret.

comstock

Posted in censura by jgtejeda on julio 8, 2009

Édouard-Henri_Avril_(6)

Anthony Comstock (1844-1915) dedicó su vida a la lucha contra la pornografía. Su nombre es honrado hoy por la empresa cinematográfica Comstock Films, especializada precisamente en aquel género de la expresión visual que él se esmeró en censurar. Algunos pasajes de su vida extraídos del libro de Irving Wallace y David Wallechinsky: Almanaque de lo insólito_____________:  veterano de la Guerra de Secesión y acérrimo propagandista de la Asociación de Jóvenes Cristianos, Anthony Comstock convirtió su vida en una cruzada contra todo lo “obsceno y lascivo” en el arte y la literatura. Nació en una finca de 160 acres en Connecticut, en el seno de una familia de origen puritano. Su madre murió cuando el contaba diez años, y decidió dedicar su vida a empresas que honrasen su memoria. A los dieciocho, lleno de remordimientos por la primera y última borrachera de su vida, irrumpió en el local de licores, abrió las espitas de los barriles y los vació en el suelo. Liquidado el licor infernal, su siguiente objetivo fue la pornografía. A los veinticuatro años, enterado de que un amigo se había “descamado y corrompido, cayendo enfermo” por un libro erótico, Comstock decidió reparar este mal. Esta empresa pasó a ser la vocación de su vida. Hasta entonces había trabajado en una serie de puestos burocráticos. A partir de entonces se convirtió sólo en censor.______Comstock creó la Sociedad Neoyorkina para la Supresión del Vicio, en 1863. Mas tarde, se convirtió en agente oficial del Servicio Postal de los Estados Unidos. Él fue responsable de la aprobación de leyes más duras contra el envío de material obsceno por correo. Como resultado, los editores se vieron forzados a convertir el lenguaje explícito de sus libros en eufemismos: “preñada” desapareció de sus paginas sustituido por “encinta”. Entre los libros que Comstock logró que se prohibieran o destruyeran figuraban Funny Hill, El turco lascivo, Atisbando tras las cortinas de un colegio femenino, Una noche en un harén moro y Amor en secreto.________ hizo detener a tres mil personas por obscenidad. Entre ellas Victoria Woodhull, que fue candidata a la presidencia, y el marido de Margaret Sanger, acusado de vender los libros de su esposa. Sólo un 10% de estas víctimas llegaron a ser condenadas en firme. Se ufanaba orgulloso de haber acosado a personas hasta llevarlas a la muerte, unas por miedo y otras por suicidio, sacrificadas todas a su puritanismo fanático._________En 1913, explicaba al New York Evening World: “En los cuarenta y un años que llevo aquí, he conseguido que se condenara a suficiente número de personas para llenar un tren de pasajeros de sesenta y un vagones, sesenta con sesenta pasajeros, y el sesenta y uno casi lleno. He destruido ciento sesenta toneladas de literatura obscena”._______Se casó con Margaret Hamilton, hija de un sacerdote presbiteriano, cuando contaba veintisiete años de edad. Ella le llevaba diez años y pesaba cuarenta y un kilos. ___________ilustración de Édouard-Henri Avril para Fanny Hill.