agradable

el cuerpo florece y se degrada

Posted in 1, cuerpo, mitología, muerte, religión by jgtejeda on agosto 14, 2009

%C3%89douard-Henri_Avril_%2826%29

Jean-Pierre Vernant ________ …el cuerpo madura y alcanza su plétora en la plenitud de la vida, después, llegada la vejez, se altera, debilita, afea y degrada antes de hundirse para siempre en la noche de la muerte…. Todos los días, en todo momento, esta muerte está allí, agazapada en la vida misma como el rostro oculto de una condición de existencia donde se encuentran asociados, en una mezcla inseparable, los dos polos opuestos de lo posityivo y lo negativo, del ser y su privación……    Así, pues, para los griegos arcaicos la desgracia de los hombres no proviene del hecho de que el alma, divina e inmortal, se encuentre dentro de ellos aprisionada en el recinto de un cuerpo material y perecedero, sino de que su cuerpo no es plenamente uno, no posee, de manera plena y definitiva, ese conjunto de poderes, cualidades y virtudes activas que confieren a la existencia de un ser singular la consistencia, el esplendor, la perennidad de una vida en estado puro, totalmente viva, una vida imperecedera, por cuanto exenta de todo germen de corrupción, aislada de lo que podría, desde dentro y desde fuera, oscurecerla, marchitarla y aniquilarla. ____________ siendo así las cosas ¿cómo se comporta el cuerpo de unos dioses inmortales? La mitología clásica construye unos dioses teñidos de humanidad, es decir dioses con deseos para sí mismos, distintos del Dios hebreo y cristiano, que sólo parece tener deseos para nosotros lo mortales, es decir misiones que se nos asignan. Las divinidades de Grecia o Roma se enamoran, desean a otros seres, despliegan -o no- actividades eróticas con ellos, se encolerizan, pelean, se odian, se perdonan. Pero el deseo implica al cuerpo, y el cuerpo es esencialmente orgánico, es decir que lleva en sí la marca de la muerte, jamás se está quieto en su constitución, el cuerpo es una suma de variantes que finalmente desemboca en esa negra noche de los muertos. Los dioses buscan el placer, y eso es porque no viven en una eterna felicidad, sino más bien en el Olimpo, que es como una First Class. Y además, no deben soportar el continuo murmullo del cuerpo cambiante, de la muerte como carga identitaria. ____________ilustración de Édouard-Henri Avril

Tagged with: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: