agradable

pubertad, desgracia, peligro, vergüenza

Posted in continencia, interferencia sexual, prohibiciones, pubertad by jgtejeda on julio 23, 2009

AS-BallivetInitiationAmoureuse-t471

Peter Sloterdijk en Crítica de la razón cínica (1983): Efectivamente, nuestra pubertad fue propiamente la época en que se comenzaba a tener conciencia de la desgracia de tener este impulso… Estar enterado suponía haber tomado noticia de lo esencial sobre un nuevo enemigo interior. Aprender a vivir con sus presiones era el mandamiento estratégico del momento. En esta perspectiva la sexualidad aparecía como una gigantesca zona de peligros; el nivel sexual es aquel en que te puedes encontrar con toda clase de desgracias: la catástrofe de embarazos involuntarios; la vergüenza de una seducción precoz; la miseria de infecciones perniciosas, que te consumen durante toda la vida; el humillamiento por el impulso precoz, sin perspectivas y solitario; el riesgo de descubrirse como monstruos que llevan consigo tendencias homosexuales o perversas en sus entrañas; y no hablemos del peligro de caer en la prostitución. Estos riesgos aparecieron amenazadores con el comienzo de la madurez sexual. Por eso, es comprensible que el pensamiento de la prevención en un principio no esté referido en absoluto a la concepción, sino al contacto sexual, a la experiencia erótica sobre todo; si exceptuamos algunos refinamientos liberales, es esta la postura católica hasta nuestros días: prevención a través de la abstinencia. ____________________ Sloterdijk es un filósofo con algo de periodista u opinólogo… Con todo, acierta en esta descripción de la pubertad como un inconveniente familiar y personal: sobre el niño o la niña hasta entonces felices e inocentes cae la sombra de la sospecha, la tentación de los vicios, la posibilidad diaria de descarriarse. Curiosamente este afán viene recubierto en nuestros días (el texto es de hace 26 años) por una pretensión de normalidad en lo sexual: el sexo sería una parte natural de la vida siempre que no se haga demasiado evidente, está todo permitido menos lo anornal, y lo anormal es casi todo. Los padres sonríen con espíritu liberal aunque los policías, médicos, psiquiatras, censores, políticos, periodistas y obispos que vuelan invisibles por las habitaciones de la casa siguen al acecho. La sexualidad adolescente es, a la vez, un proceso natural y una zona de la realidad sometida a severas restricciones legales, sociales, mediáticas etc…. Hay además un cambio estético: la belleza cándida de los niños reemplazada por los gestos a la vez arrogantes e inseguros de la juventud en celo….  ______________ ilustración de Suzanne  Ballivet

Anuncios

Afrodita nace de la castración espumosa

Posted in autores, genitales, mitología, violencia by jgtejeda on julio 22, 2009

botticelli_venus

HESÍODO: Cosmogonía_________…..La monstruosa Gea, a punto de reventar, se quejaba en su interior y urdió una cruel artimaña. Produciendo al punto un tipo de brillante acero, forjó una enorme hoz y luego explicó el plan a sus hijos…. Vino el poderoso Urano conduciendo la noche, se echó sobre la tierra ansioso de amor y se extendió por todas partes. El hijo, saliendo de su escondite, logró alcanzarle con la mano izquierda, empuñó con la derecha la prodigiosa hoz, enorme y de afilados dientes, y apresuradamente segó los genitales de su padre y luego los arrojó a la ventura por detrás. No en vano escaparon aquéllos de su mano. Pues cuantas gotas de sangre salpicaron, todas las recogió Gea. Y al completarse un año, dió a luz a las poderosas Erinias, a los altos Gigantes de resplandecientes armas, que sostienen en su mano largas lanzas, y a las Ninfas que llaman Melias sobre la tierra ilimitada. En cuanto a los genitales, desde el mismo instante en que los cercenó con el acero y los arrojó lejos del continente en el tempestuoso ponto, fueron luego llevados por el piélago durante mucho tiempo. A su alrededor surgía del miembro inmortal una blanca espuma y en medio de ella nació una doncella… Afrodita la llaman los dioses y hombres, porque nació en medio de la espuma… __________ Implacable versión de Hesíodo (s. 8 A. C.) sobre la creación del mundo: todo es lujuria, odio, muerte y nuevos nacimientos. En un solo párrafo hay maternidad, guerras conyugales, alianza de madre e hijo contra el padre, castración, eyaculación sangrienta, nacimiento de la belleza erótica… Gea (tierra) es lo que aparece después del caos, y en ella están el Tártaro (la muerte) y Eros (el desatador de miembros). Gea va pariendo las diferentes partes del mundo… ella detesta a Urano, su marido, y convence a su hijo Crono de castrarlo mientras duerme después de cubrirla. De los divinos genitales cortados caen gotas de sangre y brota una espuma seminal que al llegar al mar da vida a Afrodita, la diosa de la cópula, ligera y florida. ________Botticelli, El nacimiento de Venus

el guajiro leregas

Posted in autores, celebraciones, desnudo, genitales, prohibiciones by jgtejeda on julio 21, 2009

Vaslav Nijinsky i sin debutballet En Fauns eftermiddag, 1912jpg

Paradiso, de José Lezama Lima _______________________ En las clases de bachillerato, la potencia fálica del guajiro Leregas, reinaba como la vara de Aarón. Su gladio demostrativo era la clase de geografía. Se escondía a la izquierda del profesor, en unos bancos amarillentos donde cabían como doce estudiantes. Mientras la clase cabeceaba, oyendo la explicación sobre el Gulf Stream, Leregas extraía su verga -con la misma indiferencia majestuosa del cuadro velazqueño donde se entrega la llave sobre un cojín- , breve como un dedal al principio, pero después como impulsada por un viento titánico, cobraba la longura de un antebrazo de trabajador manual…. Toda la fila horizontal y el resto de los alumnos en los bancos, contemplaba por debajo de la mesa del profesor, aquel tenaz cirio dispuesto a romper su balano envolvente, con un casquete sanguíneo extremadamente pulimentado. La clase no parpadeaba, profundizaba su silencio, creyendo el dómine que los alumnos seguían morosamente el hilo de su expresión discursiva. _________________________ la exhibición fálica del joven Leregas (que más tarde es abofeteado por el profesor y expulsado del colegio) es descrita por Lezama con su estilo de evocador visual, en un tono a medio camino entre la broma y la admiración. Quizá hubo un tiempo para la exhibición genital y triunfal de los adolescentes machos ante su propia tribu, por ejemplo las Lupercales latinas: los jóvenes recién llegados al mundo viril se constituían en una extraña y arcaica cofradía que, una vez al año, el 15 de febrero, día de la fiesta de los Lupercales, corrían desnudos alrededor del Palatino con un trozo de piel de cabra sujeto a la cintura y otro pedazo en la mano. Durante la tumultuosa y frenética carrera, los lupercos golpeaban con el pedazo de piel a la multitud que se apiñaba a su paso.( A. Fraschetti, El mundo romano, en Historia de los Jóvenes). Los romanos tenían mucho cuento con los lobos (están presentes ya en las leyendas de la fundación de Roma). También es interesante la figura de los faunos que protegían al ganado de los lobos y ayudaban a la agricultura. Tenían cuerpo humano con patas de chivo. Los faunos romanos parecen ser continuación de los sátiros griegos (éstos tenían patas de carnero), y acompañaban al dios Dionisio o Baco en sus borracheras donde la exhibición priápica era parte importante de la fiesta. Ellos representan la parte más salvaje de la naturaleza en su forma festiva, siendo dados a la lujuria, la borrachera y las bromas, aun cuando pueden de pronto enfadarse. Habitan esa zona que está entre el bosque y la ciudad, entre lo agreste y lo civilizado. La ceremonia que el guajiro Leregas ofrece a sus compañeros es una aventura a medias animal a medias civilizada, festiva y bromista, aunque solitaria y silenciosa, clandestina, llena de riesgos. En lugar de golpear como los lupercos recibe él la bofetada.  Los cambios corporales de cualquier joven púber arrojan entre sus resultados la presencia novedosa del falo, hasta entonces un colgante de carne más bien pequeño y sin mucha vida, que de pronto se convierte en el centro del universo, en un tirano…¿por qué no hacerle un saludo, un homenaje? Los romanos festejaban lo que en nuestras sociedades se esconde, y aquello que antes constituía orgullo o signo de buena suerte pasó a ser vergüenza y suciedad. Leregas, con todo, se atreve a desafiar a un mundo adulto que no deja espacios para la genitalidad juvenil, y da curso a su propia ceremonia de iniciación en medio de la clase, en cautiverio, durante esas horas estúpidas que el colegio le roba a los jóvenes. El profesor cree estar teniendo éxito con su explicación de geografía, pero el silencio admirativo de los estudiantes se dirige a las hazañas del guajiro que, como desean hacerlo los jóvenes en algún instante, se concentra en lucir sus nuevos atributos. El sexo naciente, pues, como contrapeso al cautiverio muerto. La masculinidad como un regalo misterioso que se muestra con orgullo. El profesor finalmente se percata de su error: _______________ Cuando ambos se cruzaron, una brusca descarga de adrenalina pasó a los músculos de los brazos del profesor, de tal manera que su mano derecha, movida como un halcón, fue a retumbar en la mejilla derecha de Leregas, y de inmediato su mano izquierda, cruzándose en aspa, en busca de la mejilla izquierda del presuntuoso vitalista. __________ foto de Nijinsky en Preludio a la Siesta de un fauno, 1912.

pudor humano

Posted in censura, genitales, interferencia sexual, prohibiciones by jgtejeda on julio 19, 2009

John Webber 1751-1793_Otaheite

Bertrand Russell, en Nuestra ética sexual (1936): El pudor en alguna forma y grado, es casi universal en la raza humana y constituye un tabú que sólo debe romperse de acuerdo con ciertas formas y ceremonias o, al menos, en conformidad con alguna etiqueta reconocida. No debe verse todo, ni deben mencionarse todos los hechos. Esto no es, como suponen algunos modernos, un invento de la época victoriana; por el contrario, los antropólogos han hallado las formas más complicadas de gazmoñería entre los salvajes primitivos. ____________________ Viniendo de Russell, que luchó con firmeza por la ilustración de las personas en relación a los asuntos sexuales y contra la superstición o la represión religiosa, vale la pena considerar el tema (aunque se le haya colado un toque un poco racista en su argumento). En efecto, pareciera que las religiones se han apoderado del pudor humano, que constituye un sentimiento profundo respecto del cuerpo, no sólo en los intercambios eróticos sino también en las enfermedades, cuando nos golpean, etc. Cuando estamos en cosas sexuales tendemos naturalmente a la penumbra, a la nocturnidad y a mantener privada la acción. Nos ocurre también con el dinero, o con el modo como dormimos, por lo general es preferible la discreción. Pero una cosa es una tendencia natural, y otra una obligación. Diríamos que somos cada uno de nosotros, personalmente, los dueños mayoritarios de nuestro cuerpo y por tanto los principales encargados de controlar cuánto de la intimidad corporal damos a la vista de los demás. De allí que resulte irritante la pretensión religiosa o moralista, o política, de regular en todos los casos y para siempre qué se puede mostrar o ver del cuerpo humano y dónde. Una cosa es que uno sea el dueño de su propia casa y decida abrirla o mostrarla sólo en ciertas ocasiones, porque también hay un pudor casero; otra muy distinta que se transforme en pecado o delito el hecho de invitar gente a comer, o hacer una fiesta, o publicar un reportaje de la decoración hogareña en una revista especializada, o subir fotos de las habitaciones a Facebook. Con el cuerpo sucede otro tanto. En determinados momentos necesitamos lucir el cuerpo en todo su esplendor sexual, por ejemplo en una playa o en un baile o ante un espejo y no sé qué razones hay para impedir esa forma de belleza. El de más allá sentirá un bienestar haciendo nudismo, o se subirá a una mesa para regalarle a sus amigos un strip tease festivo, o habrá una pareja que por alguna razón querrá filmar sus ayuntamientos carnales.  Hacer de esto una infamia per se es secuestrarle a la gente el manejo de su propio pudor, y para mí que en ese secuestro indebido del cuerpo está la ganancia que algunos hacen con el control del pudor ajeno. Cada cual sabe cuándo y dónde o con quién descubrir el cuerpo o mostrar su lado sexual, y es preciso respetar en cada cual su propio ritmo de pudores. Finalmente toda la discusión acerca de los temas sexuales en sociedad pasa por una división de pareceres muy profunda: el cuerpo es propiedad de cada persona, o pertenece a la sociedad. Yo tiendo a pensar que ambas cosas son verdad aunque en porcentajes diferentes, es decir que el cuerpo humano le pertenece más -mucho más- a la persona individual que a la especie…. lo veo como en las relaciones entre nuestra vida individual y nuestro rol de seres políticos, siempre hay algo nuestro que se debe a la comunidad, también ocurre con todo tipo de propiedad privada, que tiene sus límites. Lo que ha ocurrido históricamente en occidente con el manejo del pudor pertenece más bien al ámbito de la expropiación, de las dictaduras, hay una cesión indebida de nuestros derechos sobre nuestro propio pudor. Tal como últimamente, en la dirección contraria, opera cierto tipo de periodismo, de reality show, de periodismo de investigación, de subir materiales a la red, donde lo que se practica es la publicidad del cuerpo ajeno sin consentimiento de los propietarios. El respeto por el pudor va en ambas direcciones, y al final se centra en el respeto a la persona, respetar tanto sus modos de ocultar o silenciar lo propio como de romper esos silencios u opacidades ___________ grabado de John Weber

placeres complicados

Posted in autores, filosofía by jgtejeda on julio 19, 2009

debarbari06

¿Quiere uno saber qué escribían los humanistas del Renacimiento acerca del placer? Hay que mirar el libro De Voluptate, de Lorenzo Valla, que no está traducido al castellano… la traducción al inglés está agotada. No se encuentra en la red, ni siquiera en latín. El De voluptate de Marsilio Ficino también es escurridizo, y no hay traducciones ni al castellano ni al francés ni al inglés. Los he buscado con denuedo, ni Amazon, ni bibliotecas on line ni nada… Michel Onfray ya adelanta la mala baba con la que nuestra cultura contemporánea trata a los hedonistas. No es censura, es algo quizá peor: vacío. _____________ grabado de Jacopo De Barbari

tiresias: experiencia, juicio y ceguera

Posted in mitología, placer by jgtejeda on julio 18, 2009

300px-Carracci_Jupiter_et_Junoncrop

Ovidio en sus Metamorfosis:

…. Júpiter, recuerdan, disipado él por el néctar, sus cuidados
había apartado graves, y con la desocupada Juno agitaba
remisos juegos, y: «Mayor el vuestro en efecto es,
que el que toca a los varones», dijo, «el placer».
Ella lo niega; les pareció bien cuál fuera la sentencia preguntar
del docto Tiresias: Venus para él era, una y otra, conocida,
pues de unas grandes serpientes, uniéndose en la verde
espesura, sus dos cuerpos a golpe de su báculo había violentado,
y, de varón, cosa admirable, hecho hembra, siete
otoños pasó….

Al cabo de aquellos siete años vividos como mujer, Tiresias vuelve a encontrar a las dos serpientes y golpéandolas de nuevo recupera su forma masculina. Por tanto está habilitado -conoce a las dos Venus (Venus es el goce sexual), una por cada sexo-  para discernir si es Júpiter o Juno quien lleva razón en la disputa acerca de si son ellas quienes obtienen más placer (voluptas), como dice el dios, o los varones. Tiresias le da la razón al dios: son las mujeres las que gozan más. Juno se irrita, exageradamente según Ovidio, y lo deja ciego (con una eterna noche dañó sus luces). Para aliviar el castigo Júpiter le concede a Tiresias el don de la adivinación.___________________ Aparece aquí el atrevimiento de los mortales al ponerse a juzgar cosas divinas, o sea los límites sensatos de lo que en esta vida se puede saber: demasiada sabiduría nos deja ciegos. El tema de la voluptuosidad surge casualmente en un ambiente íntimo, de juegos y licores, y la hembra, si bien participa, lo hace con pudor, negando o escondiendo su placer. Juno puede sentir un enorme placer en la cama, pero necesita que ello no se diga ni menos aún se demuestre, como hace Tiresias, personaje que es una especie de turista masculino en la vida de las mujeres. Queda ciego por ver demasiado, pero su condición final le permite ver lo que los demás no ven, el futuro. Es esta (la de Ana Pérez Vega) una traducción muy literal, no muy bonita pero más fiel, por ejemplo, que la de Alianza, donde para traducir voluptas (voluptuosidad, y en términos más coloquiales placer) se usa amor, palabra que en verdad no aparece en estos versos del poema. Amor es una palabra demasiado cargada de significados diversos y no da cuenta correctamente de lo que con voluptas se significa. En la mitología latina, Voluptas es una diosa hija de Cupido (cupiditas=deseo), llamado Eros (atracción sexual) en griego, y de Psique (el alma). El deseo sexual pasado por el alma da como resultado el placer ______________ Júpiter y Juno, grabado de Agostino Carracci.

regreso al ombligo

Posted in autores, guerra sexual, mitología by jgtejeda on julio 18, 2009

HeraklesOmphale

Heracles -Hércules en su versión latina-, el héroe más representado de la mitología antigua, era hijo de Zeus y Alcmena, una humana. De niño, su profesor intentó enseñarle música pero el pequeño no se concentraba. Cuando el profesor quiso castigarlo, Heracles le aplastó el cráneo con su instrumento musical. Más tarde logró acometer con éxito los famosos doce trabajos, matando monstruos y obteniendo trofeos. Sin embargo para purificarse va a Delfos (ombligo del mundo), y el oráculo le ordena pasar tres años como esclavo de la reina de Lidia. Dice al respecto GUTIERRE TIBÓN: esta soberana era viuda; su nombre era Onfalia “la del (hermoso) ombligo”. Sucedió que Onfalia se enamoró de Hércules; y sus amores se recuerdan entre los más famosos de la mitología. Es que Onfalia adoptó el traje de Hércules y se vistió con la piel del león de Nemea, despojo obtenido por el héroe en su primer trabajo… Onfalia se deleitaba en jugar con la maza de Hércules, terror de los hombres y azote de los animales feroces. Y ¿qué hacía Hércules entretanto? Vestido de mujer, con los más exquisitos trajes de la eina de Lidia, los cabellos delicdamente trenzados por sus esclavas, llevaba una vida afeminada e hilaba… Aparece aquí en el mito clásico la figura del macho fuerte e invicto que, sin embargo, necesita purificarse, entrar en cautiverio, y en la relación amorosa con una mujer-ombligo, uterina y acogedora, le va cediendo a ella sus atributos masculinos -la maza, la piel de león- adoptando él algunos rasgos femeninos -la túnica, el huso para hilar-. Dentro del útero materno al que ha regresado el héroe no necesita sus armas ni su fuerza. Recuerda mucho las parejas maduras en que él lava los platos, ella hace las instalaciones eléctricas, van juntos a comprar, etc., y se diluyen de a poco en la unidad de pareja las especialidades de género. Es el destino del macho conquistador  (a veces no tanto) que al entrar en los aposentos de la mujer pierde sus fierezas (las que tenga) y va siendo domesticado por la lógica de los detalles femeninos hasta perder su fuerza. Normalmente es entonces cuando la mujer empieza a detestarlo por su debilidad… Pero está también presente en esta historia la lógica circular de la vida, que ordena a todo ganador convertirse en perdedor respecto de otra persona, porque más allá de nuestros ocasionales triunfos somos finalmente seres dependientes y necesitados. Los hombres dominan la recta ascendente, las mujeres el círculo _________ Dibujo de la escultura Ercole e Onfale, que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

periferia

Posted in autores, censura, interferencia sexual, medicalización, política, tortura, violencia by jgtejeda on julio 17, 2009

16.4_Primaticcio.L

MICHEL FOUCAULT en Historia de la Sexualidad: niños demasiado avispados, niñitas precoces, colegiales ambiguos, sirvientes y educadores dudosos, maridos crueles o maniáticos, coleccionistas solitarios, paseantes con impulsos extraños: pueblan los consejos de disciplina, los reformatorios, las colonias penitenciarias, los tribunales y los asilos; llevan a los médicos su infamia y su enfermedad a los jueces. Trátase de la innumerable familia de los perversos, vecinos de los delincuentes y parientes de los locos. A lo largo del siglo llevaron sucesivamente la marca de la “locura moral”, de la “neurosis genital”, de la “aberración del sentido genésico”, de la degeneración” y del “desequilibrio psíquico”.___________ Es la misma idea que aparece una y otra vez respecto de los perversos: seres que se apartan del patrón oficial, constituido en este caso -siglo 19- por la sexualidad matrimonial. No es que se silencie su caso, por el contrario, se publicita mucho. Pero mientras más visibles se hacen más es el reproche, la segregación, el castigo, etc. Un poco como bajo la dictadura de Pinochet, en que el modelo oficial era el de quienes leían El Mercurio, sonreían a los militares (mejor aún si eran parientes), creían en el sistema económico neoliberal (mejor aún si prosperaban con él), iban a misa, llevaban un aspecto arreglado y contenido, etc., lo cual dejaba una amplia periferia de seres barbudos, con poncho, pertenecientes a ONGs, nostálgicos del socialismo, de los sindicatos, del folklore, del marxismo, de la política, de la libertad de expresión, etc., y estos eran los “extremistas”, los “comunistas”, etc. Los casos más graves estaban señalados por el traslado físico a espacios especiales: el exilio, el campo de concentración, la comisaría, el recinto militar, la desaparición, el despido, la privación de la nacionalidad, la muerte, la tortura, la censura, etc. Los periféricos menos graves podían sentir el alivio de seguir en sus casas envueltos siempre, por cierto, en el pesado aroma del corvo o el helicóptero. La periferia de castigados era más numerosa que el centro de los elegidos, pero parecía al revés. Los inadecuados llevaban una existencia derrotada, avergonzada, en general se les tenía lástima aunque nadie olvidaba su peligrosidad latente. Del mismo modo que quienes no logran instalarse en la sexualidad matrimonial establecida viven sus prácticas sexuales como derrotas periféricas, como pecado,  delito, error ontológico: se pasa de algún hecho (se masturba —- lleva barba) al diagnóstico esencialista (un onanista —- un extremista). Con todo, la periferia perversa aparece como creativa frente a la rigidez y monotonía de las posturas oficiales…… subsiste muchas veces, hasta en el más inhumano de los escenarios, una naturalidad de sentido común que huye de las formulaciones y resiste de modo diríamos campesino o juguetón al bando y a la sentencia _____________dibujo de Primaticcio

fascinus

Posted in celebraciones, genitales, lecturas, roma by jgtejeda on julio 17, 2009

priapo

PASCAL QUIGNARD en su inflamado ensayo El sexo y el espanto: El deseo fascina. El fascinus es la palabra romana para nombrar el phallós…. Los romanos estaban obsesionados con la fascinación, la invidia, el mal de ojo, la suerte, la jettatura…. Un hombre (homo) no es un hombre (vir) más que cuando está en erección. La falta de vigor (de virtud) era una obsesión…. La indecencia ritual caracteriza a Roma: es el lubridium…. La priapea consiste en en agitar el fascinus gigante contra la invidia universal…. Este rito de sarcasmos priápicos se extiende por todo el imperio. Este juego sarcástico es lo que Roma aportó al mundo antiguo… En su origen, los versos fesceninos eran unos sarcasmos lo más groseros posibles e insultos sexuales que los jóvenes de ambos sexos se dirigían alternativamente unos a otros…. Los hombres se disfrazaban de macho cabrío y se ataban delante del vientre un fascinum (un consolador, un ólisbos)… En las Quincuatrías se disfrazaban de mujer…. Carios est ipsa mentula (Mi pene es más precioso que mi vida). ________________ Cultura fálica, conquistadora, Roma valorizaba la erección, la penetración, el dominio; la virilidad se identificaba con la virtud. La libertad era amplia, aunque ahí estaba la muerte asomando (muy pocos romanos llegaban a los cincuenta años, era normal dejar el mundo a los treinta), y también la debilidad, el desfallecimiento que hace del falo un pene colgante y blando, del fascinus una mentula. Aparte de la mala suerte y del mal de ojo, de esa envidia de los demás que era preciso combatir con la burla, con el falo a cuestas, con el baile impúdico. En nuestros días el falo asoma de nuevo la punta, no mucho aún, tampoco a menudo, pero asoma… después de un exilio de dos milenios. A la presencia visual del falo se le pide siempre una razón, o se le atribuye un significado, no puede ser porque sí. Su naturalidad se considera socialmente innatural o incluso delictiva   ____________ Pompeya, pintura en Casa dei Vetti.

cacería de espínolas

Posted in censura, espionaje, política by jgtejeda on julio 16, 2009

Anonimo18

Notifica el diario chileno LA TERCERA sobre el designado embajador paraguayo en Chile, que estaría en problemas: el año pasado fue fotografiado cuando veía fotos de mujeres desnudas por Internet en plena sesión parlamentaria, y se vio envuelto en un nuevo escándalo, ahora por la publicación de fotos suyas en una fiesta. El diario Popular publicó en su portada una foto de gran tamaño en la que se ve a Espínola con el torso desnudo acompañado de una mujer que trata de meter la mano por debajo del cinturón de su pantalón, y en el interior otras fotos de mismo tenor. _________________ francamente no entiendo estos presuntos escándalos. El senador o embajador que mire lo que le parezca y cuando quiera, para eso es mayor de edad y libre de criterio para disponer de su jornada de trabajo y de lo quiere o no mirar en internet, faltaría más: son sus electores los que sancionarán favorable o desfavorablemente su conducta…. y si va a una fiesta que lo pase bien, cuál sería el problema, o sea que ahora los políticos son asexuados, no tienen torso, tampoco nada bajo el pantalón, etc…… Hipócritas. ____________ ilustración anónima del siglo 18.