agradable

ck

Posted in Sin categoría by jgtejeda on junio 22, 2009

ck

No llega a escándalo, pero sí ha sido una pequeña conmoción un anuncio publicitario visual de jeans Calvin Klein. Un comentario de Maricel Chavarría, en La Vanguardia de Barcelona habla del ocaso de los cuernos. A ella le gusta el anuncio por que en él no parece haber víctimas, los tres minos y la muchacha se ven contentos, relajados, tranquilos. No hay abuso, no hay celos, no hay machismo, poco queda de los sistemas de relación posesivos de hace unos años. Yo diría que es una imagen pagana, eróticamente difusa y ambigua, cuya gratificación para el espectador está en la falta de límites. El deseo, el placer, el interés, la afinidad, se derraman libremente. Otra lectura posible es ver aquí un upgrade de la atmósfera gay que caracteriza a la marca Calvin Klein: tres varones tocándose, uno sentado, otro recostado sobre la falda del primero y el tercero con la cabeza sobre su empeine y la rodilla tocando la pantorrilla del segundo (es un poco enredado), en tanto que el primero sostiene, acaricia y besa a la chica, que a su vez sostiene y acaridia la nuca del segundo varón y se monta a horcajadas de la cadera y un muslo del primero. Uf. Como sea, se rompe aquí el protocolo obligado de los gestos eróticos permitidos entre personas de distinto sexo, y las manos, piernas, torsos y bocan hacen lo que les gusta más. Al mismo tiempo, la troupe es moderna en cuanto a que desde el machismo se entiende, por ejemplo, al sultán en su harem, o Heracles dando placer a cincuenta vírgenes, es decir un macho poderoso acompañado de muchas hembras, pero aquí es al revés, sin que los muchos machos de la mujer hagan de ella una prostituta, que es también otra escena típica. Tercera lectura puede apuntar a que si hay libertad de gestos, no la hay en la apariencia: para figurar en este anuncio hay que ser modelo top, no es una imagen para gorditos, ni para chicas miopes y nerviosas, etc. Calvin Klein, como otras marcas, impone la dictadura de la belleza serial, de una apariencia que parece estar fuera del mundo. Pero tal operación es propia del arte, sobre todo de aquel arte que pretende, como señala Diderot, borrar defectos. El mundo de cada día nos trae cuerpos con celulitis, con lunares, con temblores, con miradas ansiosas, etc. Pero lo artístico no es un reportaje. Paganismo visual, pues, que ya recoge Jenofonte cuando en los recuerdos socráticos entra el maestro al taller del pintor Parrasio y concuerda con él en que para obtener imágenes bellas no copia  ningún cuerpo específico, sino una suma o promedio que recoge lo más perfecto de diversos modelos. Por último, parece claro que el arte de hoy no lo están haciendo necesariamente los autodenominados artistas en sus autodenominados espacios artísticos tales como galerías, museos, etc., el mundo de lo visual es mucho más amplio y generoso, incluso en la publicidad. Foto: anuncio Calvin Klein

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: