agradable

fascinus

Posted in celebraciones, genitales, lecturas, roma by jgtejeda on julio 17, 2009

priapo

PASCAL QUIGNARD en su inflamado ensayo El sexo y el espanto: El deseo fascina. El fascinus es la palabra romana para nombrar el phallós…. Los romanos estaban obsesionados con la fascinación, la invidia, el mal de ojo, la suerte, la jettatura…. Un hombre (homo) no es un hombre (vir) más que cuando está en erección. La falta de vigor (de virtud) era una obsesión…. La indecencia ritual caracteriza a Roma: es el lubridium…. La priapea consiste en en agitar el fascinus gigante contra la invidia universal…. Este rito de sarcasmos priápicos se extiende por todo el imperio. Este juego sarcástico es lo que Roma aportó al mundo antiguo… En su origen, los versos fesceninos eran unos sarcasmos lo más groseros posibles e insultos sexuales que los jóvenes de ambos sexos se dirigían alternativamente unos a otros…. Los hombres se disfrazaban de macho cabrío y se ataban delante del vientre un fascinum (un consolador, un ólisbos)… En las Quincuatrías se disfrazaban de mujer…. Carios est ipsa mentula (Mi pene es más precioso que mi vida). ________________ Cultura fálica, conquistadora, Roma valorizaba la erección, la penetración, el dominio; la virilidad se identificaba con la virtud. La libertad era amplia, aunque ahí estaba la muerte asomando (muy pocos romanos llegaban a los cincuenta años, era normal dejar el mundo a los treinta), y también la debilidad, el desfallecimiento que hace del falo un pene colgante y blando, del fascinus una mentula. Aparte de la mala suerte y del mal de ojo, de esa envidia de los demás que era preciso combatir con la burla, con el falo a cuestas, con el baile impúdico. En nuestros días el falo asoma de nuevo la punta, no mucho aún, tampoco a menudo, pero asoma… después de un exilio de dos milenios. A la presencia visual del falo se le pide siempre una razón, o se le atribuye un significado, no puede ser porque sí. Su naturalidad se considera socialmente innatural o incluso delictiva   ____________ Pompeya, pintura en Casa dei Vetti.

libros filosóficos

Posted in censura, imágenes, lecturas by jgtejeda on julio 12, 2009

borel0

El norteamericano Robert Darnton, en un volumen en verdad no demasiado brillante _____Los best sellers prohibidos en Francia antes de la revolución (mala manera de titular)____, señala respecto de la jerga utilizada por policías, libreros, censores y lectores: la Policía le pide a Hubert Cazin, un vendedor de libros prohibidos, que explique un término intrigante que con frecuencia aparecía en su correspondencia: “artículos filosóficos”. Cazin lo definió como una “expresión convencional en el comercio del libro para caracterizar todo lo que está prohibido”. la Policía estaba al tanto de otros términos: “libros clandestinos”, “drogas”, “miserias”….Pero los editores y los libreros preferían un término más elevado, livres philosophiques: “libros filosóficos”. En su código comercial servía como una señal para referirse a los libros que los podían meter en problemas, libros que había que manejar con cuidado._________grabado de Antoine Borel para L’Aretin françois, de Félix Nogaret.

amor masculino, según luciano

Posted in lecturas by jgtejeda on julio 5, 2009

pompeya

Comparando el amor (eros) de los hombres con las mujeres al amor de los hombres con los muchachos LUCIANO DE SAMOSATA escribe, a través de las palabras de Calicrátides: El matrimonio fue el remedio encontrado para la perpetuación del género humano. El amor masculino, en cambio, es una hermosa condición accesible sólo a las almas filosóficas. Todas las cosas que se hacen adicionalmente, para el embellecimiento, son más honorables que aquellas que se hacen sólo por necesidad. Mientras el mundo fue ignorante, sin facilidades para obtener lo mejor, se estaban contentos los hombres con lo meramente necesario. Por la pobreza de los tiempos no asomaba aún la buena vida. Pero cuando las carencias acuciosas cesaron, los ingenios que vinieron luego, libres de la necesidad, se vieron llamados a pensar en cosas mejores, y así en poco tiempo crecieron las ciencias, y se perfeccionaron las artes….. No hay noticias del amor entre hombres en los tiempos más antiguos, pues entonces era necesario unirse con las mujeres para no poner en peligro a nuestra especie debido a la falta de descendencia. Los hallazgos diversos, entre ellos este virtuoso deseo de la belleza, debían salir a la luz en nuestra época que todo lo intenta, y es así que junto a la divina filosofía vemos florecer también el amor por los muchachos. Porque, oh Caricles, aquello que no fue encontrado desde los inicios no debe tener fama de malo sólo por haber sido inventado posteriormente, y así  tampoco el amor por los muchachos debe creerse que valga menos por no ser tan antiguo como el mezclarse con mujeres. (Luciano de Samosata, Amores, trad. al italiano de Luigi Settembrini, http://www.liberliber.it/) ____________________ y añade Calicrátides que las mujeres por la mañana amanecen feas y en lugar de lavarse la cara se maquillan, en cambio los jóvenes se levantan de un salto y van a ejercitarse a la palestra, etc. La argumentación ve al amor de hombre y mujer como necesario para la especie, un asunto básico, en cambio el amor por los muchachos se asocia al desarrollo de la cultura, al florecimiento de las ciencias, de la filosofía y las artes, cuando ya la relación de los hombres con el medio ha dejado ser de mera supervivencia. El texto no habla de un amor entre hombres de semejante edad, sino que supone relaciones eróticas entre un adulto y un joven. Todavía no ha sido explicada desde nuestra perspectiva de hoy la naturalidad con que esas relaciones se daban en la era antigua, es decir no sabemos si aquellos mil quinientos años de civilización clásica son una rareza frente a los dos mil de civilización cristiana, o al revés, o ninguna de las anteriores…. _________foto: ruinas de Pompeya.

solón, mujeres para el pueblo

Posted in lecturas by jgtejeda on julio 4, 2009

hodges03

El verso aparece atribuído al poeta Filemón, en el libro 13 de Deipnosofistas, de Ateneo de Naucratis, y se refiere a un servicio de mujeres de uso gratuito que instaló el gran legislador y sabio Solón (siglo VI A. A.) en Atenas

Pero lo hiciste bien para todos los hombres, oh Solón;
y es que ellos dicen que fuiste el primero en ver
La justicia de una medida con espíritu de servicio público,
El salvador del estado (y me va bien
pronunciar esta confesión, Solón);
Tú, al ver que el estado estaba lleno de hombres,
Jóvenes, y dotados de todos los apetitos naturales,
Absortos en su deseo erótico cuando no había asuntos que resolver,
Reclutaste mujeres, y las situaste en ciertos lugares,
Para que fueran de todos, listas para el que llegara.
Completamente desnudas: míralas bien, oh joven
No te engañes, quizá no estás cómodo
Si estás listo, ellas también: la puerta está abierta
El precio es de un óbolo: ingresa directamente
Aquí no hay tonterías, ni trampa o engaño;
Haz lo que te guste y cómo te guste.
Has terminado, te despides.
Ella no tiene nada que reclamarte

Al respecto escribe Nicandro de Colofón que con el dinero obtenido gracias a esta iniciativa, Solón mandó erigir un templo a Afrodita Pública. Señala H. Montgomery Hide en su “Historia de la pornografía” que el término pornografía se refiere en la antigua Grecia a la descripción de las prostitutas (hetairas), entendiendo por tales a algunas mujeres que en lugar de casarse preferían estar disponibles para el que las deseara. Pornografía no es algo ni bueno ni malo, es simplemente un género descriptivo de unas personas que por su actividad no eran tampoco ni buenas ni malas. No había en estos asuntos ni burla ni condenación. Lo cierto es que no podía haberla en una sociedad en la cual la adoración de Afrodita otorgaba una especie de sanción religiosa a la profesión de la prostituta, que era también practicada por las sacerdotisas del templo. A los jóvenes se les recomendaba trabar relación abiertamente con prostitutas, cuyos atractivos podían ser admirados por todos, y no con mujeres casadas y ocultamente, corriendo grandes riesgos ya que el adulterio era castigado con la muerte. Afrodita era la diosa de lo erótico, del deseo sexual, de la cópula y la fecundación, y a ella se le atribuía toda vida humana. Pornografía es hoy una sucia palabra, un poco incómoda, en la frontera del delito. Sin embargo se refiere entre nosotros a la descripción visual o escrita de lo erótico. Observa uno lo siguiente: 1) la descripción visual o escrita de la comida, de la guerra, de la arquitectura, de los vehículos, de la ropa, etc., se considera algo normal del ser humano. 2) Según los expertos actuales, el erotismo es una cosa sana, el sexo es natural. 3) La visualización del sexo constituye pornografía y sería por tanto algo enfermizo. 4) La pornografía pretende despertar artificialmente el deseo, y eso la hace mala. 5) La publicidad, los supermercados, los canales de televisión pretenden despertar artificialmente el deseo, y eso los hace buenos.

___________ilustración, cerámica griega proveniente de Lokri (Museo Archaelogico Di Spina, Ferrara).

dinastía chou

Posted in lecturas by jgtejeda on julio 4, 2009

ART-13B 3

Escribe R.H. VAN GULIK: El rey tenía una reina (hou), tres consortes (fu-jen), nueve esposas de segundo rango (pin), 27 esposas de tercer rango (shih-fu) y 81 concubinas (yu-chi). Estas cifras se establecían de acuerdo a una antigua magia numérica. Los números impares representan la fuerza positiva de la naturaleza, el hombre y su potencia masculina; los números pares la negativa, la mujer y la fertilidad femenina. El número 3, primer número impar después del número 1, representa la gran potencia viril; el 9, tres veces tres, representa la superabundancia.  Multiplicando estos dos números mágicos se obtienen los números 27 y 81…. La regla general consistía en que el soberano copulase antes y con mayor frecuencia con las mujeres de menor rango, y después, con las de más alto rango. El rey sólo cohabitaba con la reina una vez al mes. Esta regla se basaba en la creencia, antes descrita, de que durante el coito la fuerza vital del hombre se nutría y fortalecía con la de la mujer, que se suponía que se encontraba en las secreciones vaginales. Por ello, el rey cohabitaba con la reina sólo después de que su potencia viril hubiera aumentado al máximo gracias a los frecuentes contactos previos con mujeres de menor rango, y cuando -en consecuencia- existían mayores probabilidades de que la reina concibiese un heredero al trono fuerte e inteligente. (R.H. van Gulik, La vida sexual en la antigua China, Siruela, Madrid, 2000) _____________ el reino Chou comenzó unos mil años A.C. Llama la atención la convicción de que la actividad sexual, en lugar de debilitar, fortalece al hombre por estar en contacto con la mujer y sus secreciones, cosa que  muchos habrán observado que a veces ocurre, a más sexo más vigor y entusiasmo, mientras menos hay menos se pide por una suerte de resecamiento o depresión….__________acuarela china, no conozco el origen.

interés de la religión por el sexo

Posted in lecturas by jgtejeda on julio 2, 2009

Fallo di tufo_inserito in un tempietto in antis_Pompei

Escribe Bertrand Russell:_______________ Desde que se comprobó por vez primera el hecho de la paternidad, el sexo ha sido siempre materia de gran interés para la religión. No podía esperarse otra cosa, puesto que la religión se ocupa propiamente de todo lo misterioso e importante… En el antiguo Egipto, donde floreció la agricultura antes de concluírse la época matriarcal, el elemento sexual de la religión no fue, al principio, fálico, sino concerniente a los genitales femeninos…. (Bertrand Russell, Vieja y nueva moral sexual, trad. de Manuel Azaña, Ed. España, Madrid, 1930)_________ Russell se refiere a los ritos de las religiones antiguas, que tenían que ver con la fertilidad, y por lo general eran favorables a los simbolismos sexuales, a las ceremonias eróticas a cargo de sacerdotes o sacerdotisas, etc. A partir de los cristianos este interés prosigue con la misma intensidad pero se hace antisexual o contrasexual. Donde había procesiones fálicas o adoraciones vaginales se pasa a la ocultación genital y a su desprestigio. Lo que la religión antigua se esmeraba en proteger, la nueva trata de dificultarlo, -con simétrica intensidad-  y es así como la Iglesia siempre encuentra argumentos para hacer morir el deseo erótico y entrabar su cumplimiento. ¿Qué quedaría de la Iglesia Católica si pusiera fin a su guerra contra el sexo? _____________ilustración, falo en relieve, Pompeya.

pubertad, trastorno, perversión, impotencia definitiva, religión y deporte

Posted in continencia, lecturas, sexólogos by jgtejeda on julio 2, 2009

Erosflaut

Del doctor GASTON LYON (1930)____________En el niño el tránsito de la infancia a la pubertad no está marcado por un hecho brutal y preciso como la menstruación; salvo ciertas modificaciones físicas bien conocidas, lo que caracteriza la pubertad masculina es sobre todo un fenómeno psíquico: el despertar del instinto sexual. Este instinto, que no puede recibir satisfacciones inmediatas en el momento de su aparición, es para el joven ocasión de profundos trastornos del psiquismo, que se revelan en la elección de las lecturas, la tendencia a la absorción, la busca de la compañía de muchachas y mujeres.

Siempre hay que temer la perversión de este instinto, es decir, la práctica de vicios solitarios, perjudiciales a la salud; y que, cuando se perpetúan (como ocurre en los niños en potencia de herencia nerviosa) pueden determinar trastornos graves y hasta conducir a la impotencia definitiva. La madre no es la más indicada para dar a su hijo los consejos necesarios, pues su pudor rechaza esta delicada tarea. Es, pues, el padre solo el que tiene el deber de poner en guardia a su hijo contra los peligros que ofrece la práctica del onanismo. Se ha escrito muchas y repetidas veces que la enseñanza moral y las prácticas religiosas son para el joven un preservativo contra los impulsos sexuales. Sin negar la influencia de la moral y de la religión, séanos permitido hacer constar que a menudo el temperamento es más fuerte. Son muy raros los muchachos a quienes pueden aplicarse estos versos, tantas veces citados:

Vió a la voluptuosidad que le tendía la mano
y siguió la virtud que le pareció más bella.

Más vale, en suma: contar con la influencia de la la cultura física tomada en su acepción más amplia, así como con la influencia educativa paterna. La vida al aire libre y la práctica de los deportes permiten al muchacho gastar el exceso de sus fuerzas y determinan en él una fatiga sana que lo aparta de las preocupaciones sexuales. Conviene sin duda no exagerar el valor de este derivativo y no considerarlo como absoluto, pero por eso deja de constituir un freno poderoso.
(Dr. Gaston Lyon. El libro de las madres. Gustavo Gili, Barcelona 1932) ______imagen, vaso griego con figura de Eros tocando la flauta.

permiso para castrarse

Posted in continencia, lecturas by jgtejeda on junio 25, 2009

felatio

Los cristianos renuncian a la sexualidad en el siglo II___________PETER BROWN en Historia de la Vida Privada, sobre los cristianos del siglo II: la sexualidad se convirtió en una medida dotada de fuerte carga simbólica precisamente porque se pensaba posible su desaparición en el individuo comprometido y porque se pensaba que esa desaparición registraba, de modo más significativo que ninguna otra transformación humana, las cualidades necesarias para el liderazgo de la comunidad religiosa. La eliminación de la sexualidad -o, más humildemente, el apartarse de la sexualidad- era visto como un indudable estado de disponibilidad para Dios y para los propios compañeros, un estado que se encontraba ligado al ideal de la persona “sencilla de corazón”……….. También estaba el tema de las reuniones rituales que irritaban a los paganos respetables, ya que en ellas se mezclaban las personas de ambos sexos… “cierto cristiano contemporáneo de Galeno solicitó  permiso al gobernador de Alejandría para poder castrarse, pues ¡sólo así podría librarse a sí msmo y a sus correligionarios de la acusación de promiscuidad!”

libros sobre sexo

Posted in lecturas by jgtejeda on junio 23, 2009

fendiacrobatas

Trato de completar mis libros sobre sexo, que no son muchos, los he ido comprando de a poco a lo largo de años. Pero ahora me interesa una visión más completa. Lo primero que aparece es  la inmensidad del tema, que atraviesa diferentes disciplinas y especialidades… La necesidad de saber idiomas, porque hay mucho en francés, o en latín, etc…La habitual inexistencia de una sección “sexo” o “sexualidad” en las librerías, sean éstas locales físicos o virtuales, o sea que el sexo no existe como tema, hemos nacido de la nada… Y también, curiosamente, los diferentes expertos, si es que puede alguien ser experto en algo a la vez tan simple y tan enredado. Yo por ahora distingo tres grandes grupos: los médicos, los moralistas (especialmente curas o amigos de los curas), y el resto. En los dos primeros grupos se trata de trabajar el lado desagradable, es la visión del sexo como enfermedad somática o psíquica (¿soy normal? ¿estoy infectado?, etc. __ a los médicos la salud los deja sin pega, no lo olvidemos), o como comportamiento reprochable (peligros de la masturbación, de la promiscuidad, etc. _____ explicados por obispos que al final resultan ser pedófilos). Todos estos expertos tienen en común que se consideran propietarios de nuestro cuerpo. O sea porque sí, ellos tienen soberanía sobre mis nalgas, mis pezones, etc. En el resto de los que se dedican al tema hay historiadores, divulgadores sensacionalistas o no, artistas, literatos, pensadores, antropólogos, sociólogos, etc. Mi corazón, en todo caso, está con los filósofos, aunque éstos son renuentes al tema, y también con los artistas. No hay nada mejor que nacer artista. También hay los o las militantes de los estudios de género,  escasamente atractivos: el sexo como bandera de lucha, como reinvindicación de masas…, es decir de nuevo el castigo. Y evito los estudios estadísticos, siempre tan neutros, los gráficos me quitan el deseo de cualquier cosa. En fin, sigo en ello. Gracias por venir a verme. Os amo.,+__________acuarela de Peter Fendi.

tissot

Posted in continencia, lecturas by jgtejeda on junio 23, 2009

Corset-onanisme

Samuel-Auguste Tissot, médico suizo de sólida formación y gran credibilidad en su tiempo, publica en 1774 su libro “El onanismo”, donde se describe científicamente el así llamado mal de la masturbación. El libro será un best-seller y su influencia se extiende hasta el primer tercio del siglo 20. Dice Tissot en el cap.9: Ante ciertas enfermedades podemos asegurar, con certeza casi absoluta, el éxito de nuestros remedios. Pero no tienen cabida en dicha tipología los males que se producen por los excesos venéreos y, con mayor motivo, los que se derivan de la masturbación. Cuando han llegado a un cierto grado, el pronóstico que cabe hacer de ellas es, sencillamente, desolador.

Hipócrates pronosticó ya la muerte de estos enfermos. “Es una enfermedad miserable -afirma Boerhaave-, con la que me he enfrentado a menudo, y jamás he podido curarla”. Van Schieten trató sin éxito, durante tres años, al enfermo del que habla. Y yo he visto morir en forma misérrima a causa de esta enfermedad; a muchos otros ni siquiera he podido aliviarlos.”

Tissot nos recuerda las actitudes sociales ante el consumo de marihuana en nuestros días. En ambos casos se trata de prácticas personales, donde es difícil encontrar una víctima. Y es lo que el derecho pide para calificar a algún hecho de delito, para prohibirlo: que dañe a otro. Sin embargo se establece a veces una condena religiosa o legal en contra de algo que concierne exclusivamente al cuerpo de una persona. Se trata de salvar a alguien de sí mismo. Por eso es que en temas de sexualidad, de consumo de drogas, etc., se hace mucho hincapié en los jóvenes que, se supone, no se poseeen del todo a sí mismos, arrastrando por cierto en la prohibición a los adultos, y es esto finalmente de lo que se trata. Seguidamente, a esa condena que es más instintiva que racional, se le da base científica, la que sea, da lo mismo porque la ciencia de hoy será basura dentro de diez o de cien años. La suma de superstición y ciencia resulta imbatible. Los médicos revisten de razón inobjetable a una intuición, medicalizando y convirtiendo en enfermedad una actividad que la gente practica desde hace tiempos inmemoriales. Se trata finalmente del control de los cuerpos y del placer ajeno, quedando a la vista uno de los grandes temas de discusión de la actualidad: ¿es nuestro cuerpo una propiedad personal o pertenece a la comunidad humana? Comunidad humana, por cierto, dirigida por obispos, policías, propietarios de medios, etc. Personajes poderosos que curiosamente se sienten eximidos de cumplir con los reglamentos que con tanta dureza aplican a los demás, y es que el caso de ellos es siempre distinto, excepcional. Para los comunitaristas corporales una persona no tiene derecho a abortar, ni a solicitar servicios eutanásicos, pero sí se le puede torturar o condenar a muerte o encerrar de por vida en beneficio del bien común

SAMUEL-AUGUSTE TISSOT, EL ONANISMO, ASOCIACION ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRIA, MADRID, 2002. Versión original del libro de Tissot: aquí ________ilustración: Corset antionanista, grabado francés hacia 1815.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.